•  |
  •  |

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y el presidente venezolano, Hugo Chávez, se solidarizaron con el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que fue diagnosticado con cáncer en la laringe.

“Nuestro respeto, nuestra solidaridad, al presidente de Brasil, el compañero Inácio Lula da Silva, y con él a su familia, al partido de los trabajadores y al pueblo brasileño.

Estamos seguros de que tal como lo indican los partes médicos sobre el problema que le aqueja en la garganta será superado”, indicó Ortega el sábado en un acto oficial.

Por su parte, Chávez suspendió un encuentro con el exmandatario brasileño que estaba previsto para el 11 de noviembre en Caracas.

“En nombre de todo el pueblo venezolano y desde la experiencia que he vivido al haber enfrentado una situación similar, quiero expresar, desde la hermandad que nos une al compañero Lula, mi hondo deseo de que el tratamiento al cual se someterá en las próximas semanas permita su pronta recuperación”, dijo Chávez, según un comunicado de la Presidencia.

Agregó que estará atento al desarrollo del proceso del exmandatario brasileño, “como él ha estado junto a mí en la circunstancia que he vivido y que estoy superando. Lula, hermano, ¡viviremos y venceremos!”, culminó Chávez.

Luego de realizarse unos exámenes, Lula, de 66 años, fue diagnosticado el sábado “con un tumor localizado en la laringe”, y recibirá tratamiento de quimioterapia, comunicó el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, donde acudió el viernes por un dolor de garganta.


Lula confiado

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva está “confiado” en el tratamiento que recibirá contra el cáncer de laringe que padece, informó este domingo uno de sus médicos de cabecera a la prensa.

“Él está de buen humor y confiado, y eso es fundamental para el éxito de cualquier tratamiento”, declaró el doctor Roberto Kalil Filho a los periodistas apostados en la casa del exgobernante, en Sao Bernardo do Campo, a 100 km de Sao Paulo.

Indicó que se trata de un tumor localizado en la laringe, sin ramificaciones, y es perfectamente tratable.