•  |
  •  |

Mientras el jefe de la Misión de Acompañamiento Electoral de la Organización de Estados Americanos, MAE-OEA, Dante Caputo, señaló que su labor de observación fue “limitada”; su homólogo de la Misión de Observación Electoral de la Unión Europea, MOE-UE, Luis Yáñez, expresó su pesar de que el proceso electoral no “fuese más transparente”.

El jefe de la MAE-OEA, Dante Caputo, expresó su preocupación por  la limitación del trabajo que miembros de la misión tuvieron en al menos el 20% de las 52 Juntas Receptoras de Votos, JRV, en las que observaron el proceso de constitución y apertura de las mismas, algo que, según Caputo, “dañó el radar” de la observación.

Caputo expresó que a los observadores de la MAO-OEA se les impidió el acceso a los recintos de votación en al menos el 20% de las JRV, sin ningún tipo de justificación.  Pese a ello, el jefe de la MAE-OEA señaló que sí presenciaron la constitución y apertura del restante 80% de las JRV.

Luego de las dificultades señaladas por el Jefe de Misión en su conferencia de prensa de las 2 de la tarde, que indicaban las limitaciones para que diez de sus miembros estuvieran en las Juntas Receptoras de Votos al momento de la apertura y habiendo manifestado su preocupación a las autoridades electorales, la presencia de los miembros de la Misión se normalizó en el transcurso del día.

La misión también señala que “mantendrá a lo largo de los próximos días la información que dé mayor precisión a hechos como “las denuncias de diversas organizaciones políticas sobre irregularidades en el proceso electoral, las que, por tratarse de hechos no constatados por la propia Misión, serán procesados de acuerdo con las normas establecidas por la Organización”.

Complica tener un juicio
“La libre circulación y de acceso se ha visto limitada en los casos que hemos señalado. La dificultad que hemos tenido nos complica para tener un juicio definitivo. Nuestra responsabilidad es dar cuenta de esta situación”, manifestó Caputo.

Para hoy, el jefe de la misión de la OEA brindará una conferencia de prensa para dar a conocer el resultado preliminar de la observación realizada durante la jornada de ayer.

JRV abrieron en tiempo y forma
En la parte positiva, Caputo expresó que de las 52 JRV observadas, el 98% se constituyó en tiempo y forma y abrió a la hora establecida.  Explicó que ese número de JRV observadas, representan una muestra significativa, aunque recordó que no es la totalidad de las 12,960 juntas de todo el país.

Entre esas denuncias recibidas, dijo Caputo, se incluyen el impedimento de ingreso de fiscales de los partidos participantes en los comicios a las JRV, así como el hecho que en algunas las urnas están colocadas en lugares visibles, de manera que no se garantiza la privacidad y secretividad del voto.
Todas esas denuncias, insistió Caputo, serán analizadas, “y no engavetadas” por parte  del organismo de acompañamiento electoral.

“Muchas trampas electorales”
Por su parte, el jefe de la MOE-UE, Luis Yáñez se mostró desconcertado ante lo que llamó “trampas” electorales.

“Nos hubiera gustado que el proceso fuera más transparente, más fácil para los actores políticos, tanto en la entrega de cédulas de identidad, en la acreditación de los fiscales y la acreditación de los observadores nacionales y en muchos otros aspectos que para mi sorprendentemente el Consejo Supremo Electoral ha puesto demasiadas trabas, incluso a veces inexplicable. No sé por qué tanta trabas y tantas trampas en un proceso que debería ser limpio y transparente,” dijo el jefe de la Misión de Observación de la UE, Luis Yáñez.

Según Yáñez, hubo Centros de Votación en que a él le impidieron ingresar, pero que el hecho lo interpretó como “ignorancia” o “exceso de celos” por parte de coordinadores y policías electorales.

Los mismos pegones

El observador de la UE, que estuvo presente en 8 Centros de Votación en Managua y Granada, señaló que las mayores irregularidades vista en el proceso fue la acreditación y el despliegue de los fiscales de algunos partidos políticos; así como falta de  claridad en la lectura de las actas de apertura, e incluso actas de escrutinio, donde las copias fueron completamente ilegibles porque “no se leen lo que ponen”.
Yáñez reconoció también que a 10 de sus observadores se le presentaron dificultades para entrar a las JRV, pero que ese problema fue resuelto sobre la marcha a través de sus gestiones con instancias superiores.

Solidaridad con OEA
Asimismo Yáñez se solidarizó con sus contrapartes de la OEA, los que tuvieron limitación de trabajo en al menos el 20% de las 52 Juntas Receptoras de Votos que este organismo de observación acompañó en la apertura de las mismas.

“Yo quiero expresar nuestra solidaridad con el señor Caputo y con la misión de  la OEA. Nuestra condena a los hechos que ha acompañado a sus observadores”, dijo Yáñez