•  |
  •  |

Un ejercicio preliminar de proyección sobre la base de los primeros resultados ofrecidos por el Consejo Supremo Electoral a eso de las diez y cuarenta y cinco de la noche, permitió hacer una proyección matemática de cuántos diputados obtendrían las fuerzas políticas participantes en las elecciones.

Según el presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, con el 6,76 por ciento de las Juntas Receptoras de Votos, el FSLN obtenía para Presidente y vicepresidente el 66.43 por ciento, mientras el PLI, la fuerza que le sigue, alcanzaba un 25.52 y muy lejos, el PLC con el 7.1 por ciento, cifra última muy semejante a la que le otorgaban las encuestas al partido rojo.

Las restantes fuerzas, la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, y la Alianza por la República, APRE, no alcanzaban ni el uno por ciento en la proyección inicial.

Si la Asamblea Nacional se conformara con estos resultados, el FSLN obtendría 13 diputados nacionales; 46 diputados departamentales para un total 59, en tanto el PLI, obtendría 5 nacionales y 20 departamentales.

En el caso de Managua, el FSLN obtendría 13 y la alianza PLI, 5 y dos el PLC.

Con estas cifras preliminares y proyectadas por este ejercicio de END, Daniel Ortega no necesitará buscar más pactos para poder llevar una iniciativa de reformas parciales a la Constitución, para lo cual necesitaría 56 diputados y recobraría el pacto con Arnoldo Alemán, solamente para aprobar dichas reformas para lo cual necesita 60 diputados.