•  |
  •  |

El presidente Daniel Ortega tendrá “el privilegio de inventar cualquier cambio en la Constitución, sin recurrir a la oposición”, estimó el excanciller y analista jurídico, Emilio Álvarez.

“Lo más posible es que Ortega realice una reforma constitucional o convoque a una Asamblea Constituyente” para legitimar su cuestionada reelección y los nombramientos de autoridades electorales y judiciales que hizo mediante decreto en 2010, dijo Álvarez a la AFP.

Álvarez opinó que si bien en las elecciones hubo “muchas irregularidades e ilegalidades”, los programas sociales impulsados con la millonaria cooperación de Venezuela abonaron el camino a la reelección de Ortega. El excanciller también sostuvo que la oposición es la responsable de su fracaso, debido a los conflictos internos y al fraccionamiento que enfrentan desde las presidenciales de 2006, cuando facilitaron el retorno de Ortega, que ya había gobernado de 1979 a 1990.

En los comicios del domingo, el voto opositor se dividió entre el Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha) del expresidente Arnoldo Alemán (1997-2002) y el Partido Liberal Independiente (PLI, derecha) que nominó a Fabio Gadea.

Para Álvarez, “el primer herido de la contienda es el PLC”, que pasó de de ser la fuerza mayoritaria de oposición a obtener el 6% de votos nacionales, mientras que el partido de Gadea es el “triunfador”, porque “consiguió tres veces más diputados que la otra fracción”, valoró.