•  |
  •  |

Las fallas mecánicas que mantuvieron fuera de operaciones la unidad número II de la Planta Geotérmica Momotombo, fueron superadas recientemente, y la central eléctrica reinició operaciones desde el pasado sábado, inyectando al Sistema Interconectado Nacional, SIN, al menos 27 megavatios de potencia, según información proporcionada por directivos de la empresa israelí Ormat.

Problemas en el rotor de la única turbina generadora de energía que tiene la planta, la mantuvieron fuera de operaciones por unos dos meses, reduciendo a un mínimo la producción energética del campo Momotombo.

David Stadthagen, Gerente General de Ormat Momotombo Power Company, confirmó ayer a El NUEVO DIARIO que la planta entró en operaciones desde el fin de semana, con una producción de 27 megavatios.

Stadthagen manifestó que los trabajos de rehabilitación de la unidad se realizaron en coordinación con el Ministerio de Energía y Minas y la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ENEL, para finalmente instalar un rotor de repuesto de la unidad, uno del campo geotérmico, que está fuera de operaciones desde hace años.

Este rotor aparentemente había presentado algunas fallas, luego de varios intentos para ponerlo a operar, sin embargo, Stadthagen indicó que no hubo necesidad de mandarlo a refaccionar como se tenía previsto.

“No hubo necesidad de mandarlo a refaccionar, el rotor se instaló sin ningún problema y la Unidad I de la Planta ya está en operaciones desde el pasado sábado, produciendo 27 megavatios combinados, donde se incluyen 7 megas de nuestra planta binaria”, agregó.

Stadthagen explicó que el rotor instalado tiene un valor en el mercado de Houston, en Estados Unidos, de unos US$5 millones.

Se establecen garantías
El Gobierno había ejercido “presiones” a la empresa Ormat Momotombo Power Company para que invierta recursos y así  elevar el potencial generador de la planta.

El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, manifestó ayer vía telefónica que, finalmente, los problemas que tenía Ormat fueron superados, y que la empresa entró de nuevo en operaciones.
Rappaccioli destacó que en esta ocasión la empresa asumió las garantías “económicas” necesarias para un funcionamiento continuo de planta.

“Si el rotor instalado falla nuevamente tendrán que adquirir uno nuevo para resolver el problema. Ellos ya dieron la garantías económicas necesarias que permiten la operación de la Planta”, señaló el titular de Energía.   

Recientemente, el presidente ejecutivo de ENEL, Ernesto Martínez Tiffer, dijo que el Gobierno estaba buscando un “mecanismo legal”, mediante el cual se pudiera obligar a Ormat a realizar las inversiones necesarias para recuperar el potencial generador del campo geotérmico Momotombo a su máxima capacidad, 70 megavatios de potencia.

“Legalmente estamos buscando cómo hacer para obligar a esta gente a que haga las inversiones que tenga que hacer para que nos dejen la planta a como ellos la recibieron. El contrato (firmado con Ormat)  dice que el campo geotérmico Momotombo y sus instalaciones serán devueltos a sus dueños (el Estado) en las mismas condiciones en que se encontraron. Las cláusulas las están viendo los abogados y hay formas como se puede obligar a que nos entreguen la planta en las mismas condiciones en que la recibieron”, reiteró.

El funcionario destacó que en la década de 1980, Nicaragua invirtió US$70 millones en estas instalaciones, las cuales producían 70 megavatios de potencia, con dos turbinas de 35 megavatios cada una, las cuales están fuera de operaciones. “Es una compañía que no ha invertido ni un peso, ¡qué triste! Vamos a recuperar Momotombo mediante la inversión necesaria”, señaló entonces el funcionario.

 

Precio de energía baja

El Centro Nacional de Despacho de Carga, CNDC, reportó ayer una producción de Ormat de 26.7 megavatios, a un costo de US$61.89 por megavatio producido.

La producción con fuentes renovables ayer superó los 100 megavatios de potencia en el país, combinados con generación eólica, hidroeléctrica y geotérmica, lo que ayudó a que el costo promedio de venta de energía se redujera y promediara los US$168.