•  |
  •  |

Aunque varios funcionarios del gobierno y el mismo presidente Daniel Ortega evitaron pronunciarse sobre la muerte del líder libio, Muamar Kadhafi, el comandante Tomás Borge, fundador del Frente Sandinista y embajador de nuestro país en Perú, no guardó silencio, y consideró que este es un mártir, amigo de los sandinistas, que fue asesinado por la OTAN y no por su propio pueblo.

El derrocado coronel Kadhafi murió en la batalla de Sirte, último reducto de sus fuerzas, el pasado 20 de octubre, al caer en manos de las nuevas autoridades libias, según el Consejo Nacional de Transición (CNT), que lideró el levantamiento.

“Daniel no tomó distancia. Yo creo que él fue prudente al no hablar en ese momento de Kadhafi porque iba a ser explotado por la derecha, incluso yo mismo no dije nada porque podía ser manipulado para el proceso electoral, pero ahora con toda transparencia te digo que Kadhafi fue nuestro amigo y que murió tal como él se había comprometido, y murió heroicamente, asesinado de una manera atroz”, reconoció Borge.

“Desean la muerte de Ortega”
Comandantes de la revolución sandinista como Henry Ruiz y algunos opositores al gobierno criticaron, la posición de Kadhafi ante el pueblo libio que protestaba en las calles y su reto constante a la OTAN. Calificaron de dictadura la administración del finado.   

“Lo más preocupante es que se reunió un grupo de gente, donde estaba Henry Ruiz, dicen que (comandante) Luis Carrión y no sé quiénes más, y dijeron: ‘Miren cómo murió Kadhafi, así va a morir Daniel Ortega’. Me parece lo más repulsivo y cobarde que yo he escuchado en mi vida, me parece que es una expresión sifilítica de algo terrible, como una enfermedad de la desvergüenza y la cobardía más grande; ellos están deseando su muerte”, señaló Borge.

El funcionario recordó que los comandantes mencionados, también se vieron beneficiados con el aporte de 100 millones de dólares que dio Kadhafi al proyecto revolucionario.  Borge dice portar con mucho orgullo un reloj que le regaló el fallecido líder libio, que en su interior lleva la foto del fallecido.

“Mundo Jarquín gritaba viva Kadhafi”
El comandante Borge recordó que en una de las visitas a Libia, fue acompañado por Edmundo Jarquín, quien corrió como candidato a la vicepresidencia por parte de la alianza PLI-UNE, y que este tuvo un comportamiento poco digno. “Los gritos de Jarquín gritando: ‘¡Viva Kadhafi! ¡Viva Kadhafi!’, me dieron vergüenza, yo lo tuve que callar y que no me desmienta. Lo tuve que callar (y decirle): ‘No hombre, no grités así, que parece un gesto de servilismo político ese’, pero él no se calló y siguió gritando”, aseveró el funcionario.