•  |
  •  |

Las calles de diversos municipios del país y de la capital se han tornado violentas. La insatisfacción por el resultado de las recién pasadas elecciones por parte de simpatizantes de la Alianza del Partido Liberal Independiente, PLI, quienes alegan que hubo fraude, ha desatado una serie de protestas que han dejado un total de cuatro personas fallecidas y 47 policías lesionados y heridos de bala. El número de lesionados civiles se desconoce.   

La última policía lesionada fue Moreira Díaz Blandón, de 33 años, quien estaba apoyando a los oficiales de la Dirección de Operaciones Especiales de la Policía, la tarde de ayer, en una protesta protagonizada por miembros de la Resistencia Juvenil por la Dignidad Nacional, Rejudin, y del PLI, en el sector de colegio La Salle.

El comisionado general Juan Ramón Grádiz, Secretario General de la Jefatura de la Policía, indicó que Díaz es madre soltera y recibió una pedrada en el rostro, por lo que fue trasladada al Hospital “Carlos Roberto Huembes”, HCRH.

Horas antes, fueron trasladados al HCRH los cinco oficiales que resultaron heridos en el municipio de Siuna, según la primera comisionada con cargo prorrogado Aminta Granera, jefa de la Policía, al ser víctimas de una emboscada ejecutada  el martes por pobladores que se manifestaban en ese lugar.
Heridas con consecuencias mayores

Los policías transferidos  a la capital son Giovanni Montenegro Cuadra, de 20 años; Claudia Villagra Velásquez, de 29, el estudiante de la Academia de Policía, José Pavón Espinoza, de 20, y el subinspector Dagoberto Martínez Leiva, de 37 años.

El comisionado mayor Julio Paladino, Director del HCRH, señaló que los pacientes se encuentran estables y se le están realizando los exámenes correspondientes, pero que dos de ellos corren el riesgo de tener secuelas mayores.

En el caso de Claudia Villagra, podría quedar inválida a consecuencia de múltiples golpes que recibió en la columna, además de un balazo en una de sus piernas. Montenegro Cuadra enfrenta el riesgo de perder un testículo y fue alcanzado por una bala en su pierna izquierda.

Vivo por gracias de Dios
El estudiante de la Academia de Policía fue el que resultó con menos lesiones. “Agradezco a Dios por la oportunidad que nos está dando, porque ellos eran muchos y venían contra nosotros. Nosotros no teníamos las armas con las que ellos contaban”, puntualizó Pavón.

Por su parte, el comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía, destacó que “se están realizando las debidas investigaciones de las personas que agredieron a nuestros compañeros, por ahora nos interesa que reciban la atención necesaria. Son estos compañeros unos verdaderos héroes”.