•  |
  •  |

La renovación de la flota de autobuses en la capital no ha concluido. A la fecha ya circula gran cantidad de buses mexicanos y rusos, de estos últimos transitan de dos modelos, los de 25 pasajeros sentados y los grandes de 40, pero los de mayor capacidad, a un poco más de tres meses de uso, ya presentan serios daños en la carrocería.

El 26 de julio pasado, en un acto oficial, el presidente de la república, Daniel Ortega, hizo entrega de 250 unidades de buses rusos grandes a nueve cooperativas; ahora gran parte de ellos ya circulan sin focos, abollados, con el motor a la vista y algunos por “mantenimiento” están fuera de circulación.

Inspección y las 21 fallas
Este fue el segundo contingente de buses rusos que llegó al país. En 2009, un total de 130 unidades con menos capacidad ingresaron al país, pero  a un año de estar circulando, los transportistas se quejaron del mal funcionamiento. Inspecciones posteriores detectaron 21 fallas, entre la que destacaba la falta de climatización

De esas 130 unidades, solo 110 fueron distribuidas entre los transportistas, el resto fueron ubicadas en otros sectores, unas cuantas se encuentran al servicio de la Universidad Católica, Unica, que pertenece al cardenal Miguel Obando y Bravo.

Con una carrocería y capacidad diferente y pocos meses de uso, algunos trabajadores del transporte precisaron que en los talleres de la cooperativa se han arreglado algunos “problemitas”, y que en casos más graves han tenido que remolcar las unidades.

Los conductores de buses, después de los motociclistas, son los que más provocan accidentes, según datos de Tránsito de la Policía Nacional.

Serios daños en carrocería

Por ahora, buses que cubren las rutas 103 y 117 son los que se han observado circulando con graves daños en la carrocería, algunos sin focos y otros con quiebres significativos en las esquinas delanteras y traseras. Los cooperativistas rehúsan dar cifras o declaraciones en torno al tema.

La flota de buses de Managua es de 855. Tanto las autoridades gubernamentales como el director del Irtramma, Francisco Alvarado, han detallado que a finales de este año se espera tener todas las unidades nuevas, para comenzar con una reestructuración de rutas.

Los primeros buses costaron a los transportistas US$25,000; las unidades rusas más grandes están valoradas en US$32,000, a pagarse en 10 años con el 2% anual y una cuota mensual de US$300.