•  |
  •  |

Trabajadores de ALMA recarpeteando calle de Linda Vista. MANUEL ZAPATA / END.

A un poco más de un mes de concluir el año, y con la meta planteada de finalizar con 62 kilómetros de calles centrales, revestidas y mejoradas sin incluir los barrios, la comuna capitalina en conjunto con otra empresa han agilizado los trabajos, ya que según los últimos informes, solo un poco más de 22 kilómetros de vías han recibido algún tipo de mantenimiento u optimización en lo que va del año.

Todos estos trabajos están planificados dentro del denominado programa gubernamental de “Calles para el Pueblo”, que se empezó a ejecutar en 2008 a nivel nacional, y que en la capital pretende incidir en la construcción y mejoramiento de calles revestidas y no revestidas que conforman más de 1,600 kilómetros a nivel de Managua.

Calles de Ciudad Jardín y de Montoya están siendo preparadas para ser recarpeteadas; en Managua la empresa Meco es la encargada de las obras, por ser la única con maquinaria para procesar el asfalto en caliente, más duradero que el asfalto en frío utilizado hasta ahora.

Asimismo, se está trabajando un amplio tramo de Linda Vista, donde cada vez que llovía se formaban inmensos huecos, ya que las escorrentías se llevaban los adoquines.

A nivel interno de los barrios, sin embargo, se está trabajando con concreto hidráulico, el material más resistente y más caro hasta ahora. La empresa encargada de suministrar la materia prima para las calles es Cemex, cuyos técnicos, además, dan asesoría para determinar qué zonas son aptas para su aplicación, pues el kilómetro está valorado en unos ocho millones de córdobas.

En barrios como el “Germán Pomares” y el “Pablo Úbeda”, del Distrito V, y el “René Cisneros”, del Distrito III, donde no había ningún tipo de revestimiento, se utilizó concreto hidráulico.

Los fondos para financiar el programa provienen del dinero del consorcio privado ALBA, mientras la comuna asignó una contrapartida de 20 millones de córdobas. Este año hubo una excepción y se sumaron tres millones más a la partida inicial.

Para 2012 se espera un fondo total de 231.35 millones de córdobas para el programa

Apuesta al concreto
El recarpeteo y el bacheo de las calles de Managua, en su mayoría, se hace con asfalto. En la capital, 400 kilómetros están revestidos con este material de concreto hidráulico, y apenas se han hecho 13.54 kilómetros; de ese total, 170 cuadras son de la capital.

Andrés Lee, Director Ejecutivo del Instituto Nicaragüense del Cemento y del Concreto, Incyc, precisó que su principal acción es asesorar a las instituciones privadas y estatales que quieren ejecutar obras con concreto, y aseguró que aunque en nuestro país ya se trabaja con él, los costos en el corto plazo son mayores, pero señala que en el largo plazo son los mejores debido a la durabilidad del material.

“Velamos por la calidad, por los correctos diseños, que se construyan correctamente; aquí el concreto se utiliza poco, pero estamos implementando nuevas tecnologías (losas cortas), esa técnica optimiza la estructura del pavimento y reduce los costos”, detalló Lee.

Explicó que en Centroamérica hay calles de concreto hasta con 80 años de existencia, y aseguró que la mezcla es más fácil de secar; con base en el programa “Calles para el Pueblo”, se espera que en 2012 haya mayor uso del material.

Por su parte, el diputado Agustín Jarquín, Presidente de la Comisión de Población y Municipios de la Asamblea Nacional, señaló que en el marco del programa se debe invertir a largo plazo y evitar mayores inconvenientes, y resaltó que el concreto hidráulico disminuye el hidroplaneo del vehículo que se da comúnmente con el asfalto y que culmina en fatídicos accidentes.

A pesar de las ideas planteadas y del capital que existe para la ejecución de obras de construcción y mejoramiento vial en Managua, el cumplimiento ha sido ínfimo, ahora, con poco tiempo, en distintos puntos se trabaja rápidamente para lograr la meta que se había propuesto para este año. Las labores se extienden en jornadas nocturnas y hasta los fines de semana, como en otros países, cuando hay poco tráfico.

 

Calles intransitables, escondite de delincuentes
Las calles de Villa Canadá y de otros dos barrios del Distrito VII son una pesadilla para sus pobladores y un paraíso para los delincuentes, que ven en los enormes huecos una oportunidad para asaltar a cuanto conductor pase por la zona. A estas alturas, sus pobladores siguen esperando por la maquinaria de la comuna capitalina.

Raúl Lainez señaló que desde la administración de Herty Lewites no se mejora la vía principal, sin contar conque los andenes no tienen ningún tipo de cobertura. “Nos han tenido en el abandono, sin obras”, detalló.  

Este sector cuenta  con sistema de alcantarillado sanitario, pero los manjoles se encuentran rebasados y empeoran la situación. En el caso del barrio Villa Flor Sur, la mayor necesidad es el bacheo. Raúl Arana Meza precisó que “creo que la luna tiene menos hoyos”.