•  |
  •  |

El próximo año, la Autoridad Nacional del Agua, ANA, recibirá una partida presupuestaria que supera los 20 millones de córdobas, suma que es mucho más “jugosa” que el asignado en este año:  6.5 millones de córdobas.

El monto destinado para la ANA, establecido en la propuesta de Presupuesto General de la República de 2012, suma más de 20 millones 761 mil córdobas, de los cuales 15 millones 993 mil córdobas son para gastos corrientes, y 4 millones 768 mil córdobas para gastos de capital.

Crecerá en cobertura
Luis Ángel Montenegro, representante del ANA a nivel nacional, se manifestó satisfecho con el “respaldo económico” que tendrá la institución en 2012, y dijo que esto les permitirá crecer en alcances a nivel nacional y abrir dependencias en algunas zonas del país, entre ellas, en Nueva Segovia, las regiones del Caribe, Occidente y Centro Pacífico del país.

“Obtuvimos un gran respaldo del Gobierno, porque con el presupuesto que se nos asignó en 2011 era imposible ejecutar todas las tareas del ANA. Para 2012 recibiremos alrededor de 22 millones de córdobas que todavía no son suficientes, pero nos vienen a proporcionar un gran impulso, porque por primera vez se conformarían las delegaciones departamentales, municipales o regionales de la institución”, señaló.

Montenegro expresó que estas filiales serán conocidas como organismos de cuenca, y sumarán en un futuro cercano 21 en total. Sin embargo, especificó que a lo inmediato operarán bajo una base de priorización regional de las oficinas.

“Trataremos de tener una delegación cercana a cada departamento del país, considerando que el apoyo que nos está dando el Gobierno al triplicarnos el presupuesto prácticamente es positivo, porque se necesita implementar los mandatos de la Ley Nacional de Aguas Nacionales”, indicó.

El ANA será la entidad encargada de elaborar el plan nacional de recursos hídricos, el balance por cuenca hidrográfica y la caracterización de los cuerpos de agua para usos potenciales.

Además, deberá realizar estudios y análisis sobre la valoración económica y financiera del agua por fuente de suministro, localidad y tipo de uso, que soporten los criterios para el cobro de tarifas y cánones, incluyendo el pago de servicios ambientales hidrológicos.

Montenegro dijo que lo que será la Ley General de Cánones aún es un proyecto que se está trabajando después de 10 meses, y que se necesita “quemar varias etapas”, lograr un consenso con la empresa privada en lo referido a manejo de tarifas antes de someterlo a una aprobación. Agregó que podría estar listo el próximo año, pero no especificó fecha.

“Una vez establecida la Ley de Cánones y se cobren (tarifas) por la extracción de aguas en el país con fines industriales, o de materia prima, se podrá establecer programas de capacitación a las municipalidades en manejo de aguas, programas científicos, desarrollando estudios sobre la base hídrica del país, y recopilación de información para fundar un centro de documentación en calidad de agua.

Además, inducir a las empresas a promover el ahorro de agua y promover el uso de nuevas tecnologías”, especificó.  

Principales logros

Montenegro destacó que la institución ahora podrá ejercer “mejores mecanismos” para el monitoreo de la calidad de las aguas nacionales, estableciendo certificaciones a empresas e industrias que hagan alguna explotación de recursos hídricos.

El funcionario dijo que este año se dio la aprobación del Reglamento del Registro Público Nacional de Derechos de Agua, para la inscripción de toda concesión por uso del agua en el país.