•  |
  •  |

Dirigentes de los organismos que defienden los derechos de los consumidores manifestaron ayer que aplicar un alza mayor en las tarifas de energía en 2012, sería un golpe contundente para la economía de los usuarios del sector eléctrico, a quienes se les reduciría en gran medida el poder adquisitivo para aliviar las necesidades básicas del hogar.

Autoridades del Instituto Nicaragüense de Energía dejaron entrever ayer que el próximo año, necesariamente, se darán ajustes en la tarifa de energía, y se tendrán que asignar subsidios focalizados para beneficiar a los sectores más vulnerables.

David Castillo, Presidente del Consejo Directivo del INE, manifestó ayer vía correo electrónico, que la institución actualmente está analizando junto con el Gobierno la situación, y están pendientes de definir cuál es la medida que se considerará y que aún no podría proporcionar datos precisos.

“Aún estamos trabajando todos esos aspectos. Es complejo el tema y hay diversos pronósticos de los expertos en el tema, del posible precio medio que tendrá el fuel oil (derivado del petróleo que se usa para producir energía) el próximo año. Evidentemente, va a darse ajustes en la tarifa, así como subsidios focalizados, pero es algo que estamos trabajando con el Gobierno, y pendiente de definir en concreto”, agregó de forma breve.

El Fondo Monetario Internacional, FMI, recomendó a Nicaragua, según el informe conclusivo de VII revisión del programa económico suscrito con el Gobierno, que necesariamente se tendrá que aplicar un  ajuste de las tarifas de energía en 2012, que permita crear un marco sostenible del sector energético, y establecer una política de subsidios sectorizada, focalizando estos recursos únicamente en los sectores más vulnerables de la sociedad civil.

Golpe será duro para usuarios
Jorge Rooseess, dirigente de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, RNDC, manifestó ayer que aplicar ajustes mayores al 20% en la tarifa energética sería fatal tanto para los usuarios, como para el mismo Gobierno, quien debe asegurarse de no quedar mal políticamente.

Rooseess reconoció que el ajuste en tarifas es necesario, dado los costos que han experimentados los combustibles, y estimó que podría ser de un 8% solamente.

“Este ajuste estaría golpeando a los sectores más pobres. Creo que la política gubernamental deberá estar enfocada en proporcionar subsidios a sectores productivos y a sectores domiciliares, y así garantizar que las personas tengan más poder adquisitivo, para que puedan inyectar dinero en el mercado nacional y no estar pagando por energía cara”, especificó.

Por más energía renovable
Ricardo Osejo, representante de la Organización para la Defensa de los Consumidores, ODC, señaló que el Gobierno debe enfocarse en promover más proyectos de generación renovable, garantizar los subsidios para los sectores sociales, para no causar daños a la economía de los hogares más pobres.

“Se necesita tomar grandes decisiones, pero es evidente que deben establecerse los subsidios para las usuarios más vulnerables económicamente, y beneficiar a los consumidores de forma directa. Se espera que los cambios que sufrirá la matriz energética en el país, sirvan para aplicar rebajas a la tarifa. Es por ello que es importante invertir más en proyectos de generación limpia”, insistió.

Marvin Pomares, dirigente del Instituto Nicaragüense de Defensa de los Consumidores, Indec, especificó que los subsidios deben mantenerse para sectores que consumen entre 150 y 300 kilovatios hora mes, donde están los sectores de población más vulnerables económicamente. “Cualquier alza en las tarifas de energía será un duro golpe para la economía del hogar”, enfatizó.

“Todo depende del petróleo”, dice Rappaccioli
El ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli, manifestó ayer a EL NUEVO DIARIO, que estar hablando en estos momentos de un porcentaje para ajustes la tarifa energética es prematuro, sobre todo porque el Gobierno estudia la situación para “definir una estrategia”.

Destacó que un equipo interinstitucional estará revisando y analizando las proyecciones económicas para 2012, haciendo los cálculos y proyecciones del precio del petróleo y del búnker según sus costos a nivel internacional; donde este último ha mantenido precios más altos que el crudo, y en la actualidad redondea los US$102 por barril.

Aunque Rappaccioli no precisó si habrá un ajuste, tampoco descartó este escenario, y dijo que todo estará en dependencia de las proyecciones de precios que tenga el petróleo en el mercado internacional.

“Todo estará en dependencia de las proyecciones económicas del país. Tendremos que reunirnos diferentes instituciones para analizar la situación, un equipo conformado por el MEM, el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Fomento, el INE y el Banco Central, tendrá que hacer sus proyecciones del próximo año, para ver qué medidas se van a tomar”, señaló.

Rappaccioli explicó que también se tendrá  que analizar las proyecciones de oferta energética que tendrá el país para el próximo año, tomando en cuenta la entrada de nuevos proyectos de generación renovable al Sistema Interconectado Nacional, SIN, para producir energía barata.

Afirmó que en lo referido a los subsidios, estos se mantendrán el otro año para los sectores más vulnerables, entre ellos los que consumen hasta 150 kilovatios hora mes.