•  |
  •  |

Tras oírse los informes de los dos únicos organismos internacionales de observación electoral que se aventuraron a indagar en Nicaragua sobre los comicios del pasado 6 de noviembre, la palabra “fraude” a la que apela el PLI, quedó oficialmente invisible para el mundo diplomático de la Organización de Estados Americanos y de la Unión Europea.

Nunca se acusó de tal hecho al FSLN ni al CSE, pese a que las evidencias de vicios, trampas y zancadillas saturan las cuartillas de los informes de observación brindados aquí y más allá de las fronteras de Nicaragua.

Pese a ello, el excandidato Fabio Gadea Mantilla, de la alianza PLI, sigue empecinado en enrostrarle en cada oportunidad que se le brinde, la palabra “fraude” al presidente Daniel Ortega, una postura en la que el empresario radial asegura no dar ninguna concesión: “Fraude es fraude, no tiene otro nombre”, insiste.

Al igual que la OEA, la misión de la Unión Europea vio ganar a Ortega, y aunque igual denunciaron y enumeraron las fallas del proceso, avalaron las elecciones y nunca mencionaron fraude. ¿Está quedando solo el PLI en sus denuncias?

Ese informe de la Unión Europea, pese a señalar con más claridad todas las irregularidades del proceso, dice que el fraude es cuando le quitan la victoria al ganador y se la dan al perdedor y viceversa. Si eso es lo que está ocurriendo aquí, y lo que pasa es que ellos no lo pueden probar, como nadie lo puede demostrar con todos los detalles aquí, pero tienen temor de pronunciar la palabra fraude. Si fraude es un engaño, es una trampa, y aquí hubo miles de trampas, en una cosa gravísima que ellos pudieron constatar, que el CSE no le dio pase al Centro Carter, a los observadores nacionales que podían constatar todo el fraude, todo eso lo dicen, lo señalan, reciben las denuncias, tiene evidencias, pero aun así no se atreven a decir fraude, como que le tienen horror a la palabra o a los gobiernos totalitarios. Siempre estos europeos evitan esos temas, ve qué suerte que tienen los dictadores y gobiernos totalitarios, todo el mundo ve lo que hacen, los abusos, pero no los califican como lo que verdaderamente son: atrocidades…

Dijo Bayardo Arce que el FSLN buscaría un gran consenso en la Asamblea Nacional, que ojalá hagan un pacto con el PLI. ¿Debería la alianza PLI pactar con el FSLN en la Asamblea?
Yo no veo por dónde puede ocurrir eso, si el objetivo del fraude además de ratificar a Ortega era apoderarse de la Asamblea Nacional y lo lograron. No veo que el FSLN nos necesite, son palabreríos de Bayardo que es muy hábil. Si en realidad fuera un gobierno democrático, convocaría a todos los sectores del país para echar adelante un proyecto de Nación, pero yo no veo que Ortega, siendo tan radical como es, haciendo lo que quiere, que no respeta las leyes, no respeta la Constitución ni la voluntad del pueblo, no veo, pues, que tenga otras intenciones que la de establecer una dictadura familiar. Para eso no nos necesitan, lo demás es demagogia, ellos son demagogos, hablan en nombre del pueblo, pero no dicen que van a respetar las leyes, hablan de un gobierno de los pobres, pero todos ellos son millonarios, fortunas mal habidas, corrupción.

El próximo año es electoral, se eligen autoridades municipales. ¿Va a participar la alianza?
Nosotros queremos ir, pero no con este CSE.  Yo creo que con ese Consejo, nadie va a querer ir a unas nuevas elecciones.

¿Y qué piensa hacer al respecto? ¿Van a proponer nuevas figuras para el CSE?
Sí, y eso es fácil. Hay figuras respetables, yo no te quiero mencionar nombres porque se molestarían algunas si las dejo fuera, pero ya encontramos diez figuras respetables, intachables, abogados, limpios, profesionales, éticos.

Hay muchos en Nicaragua, recordá que el presidente Enrique Bolaños presentó una lista de 70 candidatos impolutos, los metió en una tómbola y les dijo escojan que lo que salga ahí sale bueno, pero el Congreso no quiso, pusieron eso que está ahí en el CSE. Sobran los candidatos que pueden dirigir el CSE con rectitud, si no, recordá al doctor Marianos Fiallos Oyanguren, quien siendo revolucionario y sandinista, respetó las elecciones, después estuvo el doctor Lanuza, la doctora Rosa Marina Zelaya, el doctor Róger Deshon, un hombre intachable.

¿Y de Roberto Rivas qué opina?
Me da pena Roberto, mucha pena.

Ya el proceso cobró cuatro vidas. ¿Usted cree que vale la pena que siga corriendo la sangre por este proceso que usted considera viciado?

Claro que no vale la pena que siga corriendo la sangre, pero que tampoco nos estén echando la culpa a nosotros de eso, porque el que provoca la violencia es aquel que violenta la voluntad popular, y nosotros no la hemos violentado. Es el gobierno, son las turbas que manda el gobierno a las calles a reprimir a la población, es la Policía, que ya por cuenta no es Nacional, sino que otra vez es partidaria, es orteguista y protege a las turbas, porque nosotros en el tranque que nos pusieron la otra vez en Yalagüina, pedimos que llamaran al director de la Policía de Somoto, dijo que sí, que ya iba a mandar a alguien, nunca mandó nada… Nosotros lamentamos todas las muertes, y precisamente queríamos ir a darles nuestra solidaridad a esas familias y darles algunos víveres, algún efectivo para paliarles un poco sus necesidades. Parece ser que ese lugar, El Carrizo, en Cusmapa, se ha vuelto inhabitable. Llegaron unos forajidos buscando matar a los que protestaban, la gente se corrió a los montes, estos tres hombres se metieron a una iglesita y ahí los mataron, lo cual es una barbaridad. En Siuna igual. Toda muerte nos duele…, como dice Mundo Jarquín, no hay muerte buena ni muerte mala, todas son muertes y nos duelen…

¿Aun así el PLI va a seguir protestando?

El PLI va a seguir protestando pacífica y cívicamente, como lo estamos pregonando.

Ahora el señor Ortega ya se proclamó presidente y anunció que nada cambiaría en el país. ¿Usted cree que nada va a cambiar?

Él se refiere a que no va a cambiar a las supuestas cosas buenas que ha hecho, no se refiere a otra cosa, pero creo que puede cambiar al CSE, hasta él mismo debe estar asustado de qué es capaz ese Consejo Supremo Electoral. Hay que presionar sobre eso, eso es lo que nos queda, ¿una guerra? No señor, somos civilistas, democráticos, querer hacerle ver al gobierno sus errores y presionar para que los corrijan.

¿Y usted cree que quien recurre a un fraude para alzarse ganador, como usted lo señala, tenga la madurez para corregir los errores que cometa?
Parece no haber, pero debe haber gente madura en el gobierno, no creás que en el gobierno no hay gente inteligente y madura, no solo radicales. Debe haber gente que no le gusta que hagan este tipo de cosas como esta elección, que nos ha retratado, nos ha dejado mal ante el mundo, porque el mundo sabe que aquí se reeligió ilegalmente, ilegítimamente y con un fraude.