•  |
  •  |

Para hoy está prevista la audiencia en que serán presentados a la orden del juez los acusados de la matanza en San José de Cusmapa, donde policías voluntarios y miembros y activistas del partido de gobierno, mataron a balazos a tres miembros de una familia liberal que habían protestado contra los resultados electorales del pasado 6 de noviembre.

Según Gonzalo Carrión, Director del Área Jurídica del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, hay expectativa nacional por lo que pueda ocurrir en la audiencia en que serán presentados los autores del crimen masivo ocurrido la noche del 8 de noviembre en esta comunidad rural.

“No es un juicio más. Esta es una puesta a prueba del sistema judicial, para ver si aplican realmente la justicia en un caso de gravísimas implicaciones para el gobierno, el Estado y las instituciones como la Policía Nacional y el mismo sistema electoral”, dijo Carrión.

Cusmapa y Coperna a la CIDH
Según el activista de Derechos Humanos, este caso, así como los hechos violentos ocurridos en Coperna, en Siuna, donde murió un delegado del FSLN a manos de activistas liberales, fueron elevados ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, como ejemplo de abusos de poder, violación de derechos humanos y atropellados a la dignidad humana por parte de autoridades del Estado.

“Hubo una clara violación masiva al derecho de la vida por motivos políticos, con alevosía y saña, y con abuso de poder de parte de autoridades, es un crimen del Estado contra sus ciudadanos, en el que la Policía dispara en contra de civiles opositores al gobierno, y no es un hecho aislado, sino una acción conjunta en que el secretario político del partido en el poder, con vehículos de una alcaldía, con militantes del partido de gobierno y funcionarios del CSE, van a buscar armados a un grupo de personas que habían protestado por las ilegalidades de las elecciones”, denunció Carrión.

“Colaborador necesario”
La acusación de la fiscal auxiliar en Madriz, Milena Montoya Balladares, señala al jefe policial, Elvin de Jesús López, como “colaborador necesario” en el delito de homicidio, lesiones graves y tenencia ilegal de armas, mientras a Mauricio Díaz Jiménez, Martín Ramírez Izaguirre, Pablo Alvarado Espinoza, policías voluntarios, y a Jesús Herrera Zepeda --conocido como Jersan Herrera--, miembro del FSLN, los acusa como coautores de los mismos delitos.

La juez de Distrito Penal de Audiencia de Madriz, Rosa Edelmira Ruiz, estará a cargo de evaluar el caso presentado por la Fiscalía, en la muerte a balazos y golpes por los policías voluntarios, activistas del FSLN y el secretario político de ese partido, contra José Mercedes Pérez Torres, de 67 años, y sus hijos Elmer, de 52, y Josué Zael, de 22 años, simpatizantes liberales, así como por las heridas de bala de los hermanos José Francisco y Moisés.

A la audiencia inicial deberán comparecer los familiares de las víctimas, los testigos y los acusados, así como los abogados de las partes y los peritos policiales que recogieron las evidencias del caso.
Los hechos ocurrieron la noche del 8 de noviembre, cuando simpatizantes del FSLN junto a policías voluntarios armados con fusiles AK, llegaron a la comunidad El Carrizo a amedrentar a un grupo de personas reunidas en las cercanías de una iglesia, que discutían los resultados de los comicios del 6 de noviembre, donde el CSE adjudicó al FSLN el 62% de los votos.