•  |
  •  |

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, CEN, y Obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, dijo que el gobierno de Nicaragua debió haber pensado en que cualquier tipo de anomalía que se registrara en las recién pasadas elecciones presidenciales del 6 de noviembre, traería consecuencias negativas desde la comunidad internacional, al comentar las declaraciones hechas por el Encargado de Negocios de Estados Unidos en Nicaragua, Robert R. Downes.


“Creo que cuando se hizo el proceso electoral se debió haber pensado (en evitar) cualquier tipo de anomalías, pues se debió haber pensado que esto nos podía traer consecuencias negativas. Oramos al Señor que estas afectaciones no sean tan fuertes que las vaya a percibir el pueblo nicaragüense”, indicó el prelado.  

Indicó que “si ellos (los Estados Unidos) han corroborado la opinión sobre las elecciones, están en todo su derecho de tomar medidas, y las cosas son así, las reglas son así y esto nos debe de llevar a pensar bien el momento histórico que vivimos, y corregir cuanto antes, para que juguemos bien bajo las reglas del juego, y volvamos a tener esa posibilidad de que el mundo nos apoye, porque lo necesitamos”, dijo Sándigo.   

Aunque el religioso dijo que es mejor esperar la forma definitiva de cómo la comunidad internacional va a reaccionar, “creo  que ahorita hay muchos ojos encima de Nicaragua, que nos están viendo y nos seguirán viendo de cómo va evolucionando el proceso”.

Impacto moral y económico
El presidente de la CEN estimó que el impacto de que la comunidad internacional retire la ayuda perjudicaría moral y económicamente al pueblo nicaragüense, lo que calificó de “gravísimo”.

“Nosotros tenemos una economía vulnerable, y dependemos mucho de ese apoyo internacional. No hemos sido capaces de crear una economía sólida desde nosotros con tantos apoyos que hemos tenido, y menos así, si nos vamos quedando solos (sin ayuda de nadie), no vamos a ser capaces de crear una economía de autosostenimiento”, lamentó.  

En esa misma línea, añadió que si la comunidad internacional ayuda a un país, lo mínimo que puede pedir es democracia, participación de todos, respeto de los derechos humanos,  libertad de expresión.

Asimismo, el jerarca de la Iglesia Católica precisó que existe desconfianza no solo a nivel nacional, sino internacional, sobre la institucionalidad, y eso es algo que como obispos habían venido advirtiendo, y que con los resultados cuestionados del proceso electoral, lamentablemente, se sigue constatando.

“Hay que reformar esa estructura electoral que no está creando la confianza que, ciertamente, se necesita para que haya una democracia auténtica”, reiteró Sándigo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus