•  |
  •  |

Faltan pocos días para que la Asamblea Nacional cierre sus puertas y los parlamentarios salgan de vacaciones, sin que --a pesar de las promesas-- se haya aprobado la iniciativa de Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer. La preocupación de las organizaciones de mujeres se debe a que el próximo Parlamento estará conformado por nuevos diputados.

Sandra Ramos, Directora del Movimiento de Mujeres Trabajadoras “María Elena Cuadra”, MEC, que interpuso el anteproyecto, dijo que los diputados --tanto del partido de gobierno como liberales-- se comprometieron a que en esta legislatura sería aprobada la iniciativa de ley, sin embargo, hasta el momento, continúa engavetada en el Poder Legislativo.

“Mientras tanto, siguen muriendo mujeres. La iniciativa ya se estudió, se analizó y se fusionó con la propuesta de la Corte Suprema de Justicia. En esto se invirtió  tiempo y esfuerzo, trabajo de concienciación a los diputados, quienes se empaparon en el tema. Si no se aprueba al menos en lo general, significará volver a trabajar con los nuevos diputados, lo cual representará un tiempo que podría utilizarse aplicando una ley que salve --de sicópatas y de asesinos-- la vida a las mujeres”, dijo Ramos.

Alegó que las comisiones de Mujer, Niñez y Adolescencia, así como la Comisión de Justicia y Asuntos Jurídicos, estaban de acuerdo y se comprometieron, por lo tanto, confía que cumplirán.

La representante del MEC dijo estar consciente de que con la aprobación de la iniciativa de Ley Integral contra la Violencia hacia la Mujer, automáticamente no se acabará la violencia contra esta, pero será un paso importantes en Nicaragua para proteger a las mujeres, adolescentes y niñas.

Ley de igualdad de género
“La iniciativa no solo propone castigo más fuerte contra los asesinos y violadores, también sanciona a los hombres aprovechados, a los irresponsables que no pasan dinero a sus exparejas  ni a sus hijos, a los maltratadores, no solo en el hogar, sino también en los centros de trabajo. La misma también marca una política gubernamental de educación a la población, y prevención de la violencia, en busca de un cambio de cultura en la familia, de convivencia. En todo caso, de respeto a la mujer, algo que mucha falta hace en nuestro país”, dijo Ramos, destacando que esta no es una ley contra los hombres, sino una ley de igualdad de género.

El diputado José Pallais Arana, Presidente de la Comisión de Justicia de la Asamblea Nacional, AN, alegó que el compromiso al que habían llegado era aprobar en lo general la ley, el 15 de noviembre, y en su totalidad para el 25, en conmemoración del Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer.
“Se interpuso en la Primera Secretaría de la AN, pasó a plenario, y la Junta Directiva la puso en agenda, pero ya incumplimos”.

Aunque en el Poder Ejecutivo ya se convocó para el 23 de noviembre, el legislador dijo que no será sino hasta una semana después que, en realidad, van a reunirse.

“No está asegurado, pero nos preocupa que no se haya convocado a plenario, y se dice que, en realidad, no será hasta el 28 de noviembre que nos reuniremos. Creo que es falta de voluntad de la Junta Directiva; no se puede aplazar una ley urgente. Si se deja pasar a la próxima legislatura, la dinámica seguramente será diferente, y habrá una correlación de fuerzas diferente”, expresó.

Tendría desventajas
Pallais dijo que ya la ley, si fuese aprobada antes de salir de vacaciones la AN, tendría sus desventajas, pues no se asignó presupuesto para aplicarla en 2010. El argumento de René Núñez Téllez, Presidente de la Junta Directiva de la AN, era que por lógica no se podía asignar un presupuesto a una ley que todavía no existía. Esto significa que el presupuesto de la iniciativa --de volverse ley en 2011-- se analizará en 2012 para su asignación hasta en 2013.

Para Ramos, si bien el presupuesto es necesario, es igual o más importante la voluntad de los directores de las instituciones y de su personal, en tanto a cambiar actitudes en la atención oportuna y pronta de las Comisarías de la Mujer, en la forma de plantear una acusación por parte de los fiscales o en la manera de impartir justicia.

“No callaremos…”
La líder feminista de la Costa Atlántica, Matilde Lindo, quien forma parte de la coordinación de la Red de Mujeres contra la Violencia, RMCV, expresó que la aprobación de la ley, si bien la consideran que podría ser más incisiva en algunos artículos, es también una de sus principales demandas como defensoras de los derechos de las mujeres.

“Obviamente, hay una situación de impasse en la AN por los cambios ante el contexto electoral, pero (la decisión de) la RMCV es que, pase lo que pase, no callaremos y lo mantendremos en la palestra pública. La próxima semana, cuando inicia la ‘Campaña 25 de Noviembre’, la aprobación de esa ley será uno de nuestras banderas de lucha”, aseguró.

Cifras en aumento
Destacó que las cifras de mujeres asesinadas siguen en aumento, y en octubre-noviembre se cuentan cuatro muertes más, por el simple hecho de ser mujer. Así mismo, destacó que la violencia sexual, principalmente hacia las niñas, niños y adolescentes sigue en aumento, observándose un “comodismo” de parte de las autoridades al momento de castigar estos delitos, lo que deja claro un mensaje de permisividad estatal e impunidad.

María Elena Domínguez, enlace de la Red de Mujeres, dijo que hay que seguir poniendo “el dedo en la llaga” para acabar con la impunidad y que no se sigua asesinando mujeres o violando a niñas.

“Esta es una situación que nos compete a todos. A la sociedad en general, para que disminuyan los índices de violencia. Tiene que ser un esfuerzo de todas y todos. En la AN, desgraciadamente, no están discutiendo leyes, sino que están más interesados en cómo se acomodarán los nuevos diputados, y nosotras seguimos en tercer lugar”, dijo Domínguez.