•  |
  •  |

En menos de una semana, el representante permanente de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos, OEA, Denis Moncada Colindres, emitió dos discursos totalmente opuestos ante este foro regional; primero, el pasado martes  15 de noviembre, acogiendo el informe de la Misión de Acompañamiento Electoral, MAE, sobre los comicios nacionales del 6 de noviembre, y ayer, descalificando totalmente el documento.

“Hemos tomado nota de las recomendaciones planteadas por la Misión de Acompañamiento Electoral de la OEA en las elecciones generales de Nicaragua, realizadas el 6 de noviembre recién pasado, las que haremos del conocimiento de nuestras autoridades.  Expresamos nuestro agradecimiento al jefe de la Misión de Acompañamiento, doctor Dante Caputo…”, expresó Moncada Colindres, inmediatamente después de la lectura del informe por parte de Caputo el pasado martes 15 de noviembre.

Sin embargo, ayer lunes, Moncada Colindres dejó a un lado su tono conciliador en el foro regional, y más bien descalificó al gobierno de Estados Unidos, al que acusó de injerencista y de ejecutar un plan de desestabilización en Nicaragua; al tiempo que descalificó el Informe presentado la semana pasada por Caputo, señalando que contiene “falsedades”.

“El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional recibió con sorpresa y preocupación el informe del embajador Dante Caputo en el que se afirma que en diez mesas --Juntas Receptoras de Votos, JRV--, se impidió el ingreso al local de votación de los acompañantes de la OEA, información que es falsa, y carece de objetividad, imparcialidad y transparencia, de acuerdo con las investigaciones documentadas que se realizan, ya que algunos miembros de la Misión de Acompañamiento mintieron en la información proporcionada”, expresó Moncada Colindres en la sesión extraordinaria de ayer en la OEA.

Moncada expresó ayer que “el informe documentado (del gobierno de Nicaragua) se hará llegar a la Organización de los Estados Americanos, para que se conozca la verdad de los hechos, se corrija la información falsa y se evite que las Misiones de la OEA sean utilizadas para desarrollar y fortalecer planes de desestabilización, organizados por agentes de la Embajada de Estados Unidos conjuntamente con sectores de la oposición PLI-MRS, tal como lo denunció el sábado recién pasado el candidato a diputado de la oposición, Víctor Boitano Coleman”.

Injerencia y desestabilización

En su alocución de ayer, Moncada Colindres leyó la denuncia hecha por Boitano Coleman sobre la supuesta existencia de un plan desestabilizador del proceso electoral, organizado, por funcionarios de la Embajada de Estados Unidos en Managua y dirigentes del Partido Liberal Independiente, PLI, y del Movimiento Renovador Sandinista, MRS.

Moncada señaló que esta situación constituye una violación a la Carta Democrática de la OEA, por lo que demandó una respuesta del organismo regional.

“Para el Gobierno de Nicaragua es inaceptable, y condenamos que Gobiernos extranjeros, a través de funcionarios de sus Embajadas acreditados en nuestro país, infringiendo el Estado de Derecho, intervengan dolosamente en nuestro proceso electoral, tratando de desacreditar y desestabilizar nuestro país. También es inaceptable y es repudiable que algunos miembros de la Misión de Acompañamiento Electoral de la OEA proporcionen información falsa, contribuyendo de esa manera con quienes quieren desestabilizar a Nicaragua”, agregó Moncada.