•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez afirmó que le asignó la tarea de realizar las investigaciones en el caso de la violación en contra de la menor de 12 años en el municipio de comunidad de Walpasiksa, municipio de Prinzapolka, a la fiscal que da cobertura en ese territorio, sin embargo, no dio detalles de los avances de las indagaciones.

Por otro lado la ministra de Gobernación, Ana Isabel Morales, aunque se le insistió en reiteradas ocasiones hablara sobre el tema, se limitó a decir “no quiero responder”.

Fue notoria la molestia de la funcionaria ante las preguntas de EL NUEVO DIARIO, a tal punto que ignoró los cuestionamientos en más de tres ocasiones.

A finales de octubre la menor ingresó al Hospital Bertha Calderón, al inicio los padres solicitaron a los médicos le practicasen un aborto por las múltiples complicaciones que ponían en riesgo la vida de la niña porque presenta un cuadro de eclampsia, aparición de convulsiones o coma durante el embarazo, pero las autoridades se negaron a tomar las medidas pertinentes.

El 31 de octubre la menor dio a luz a un varón que pesó 2,300 kilogramos, es decir, cinco libras. El recién nacido y la madre están fuera de peligro, informaron fuentes médicas en su momento. En un medio oficialista, Rosario Murillo atribuyó el polémico parto a una especie de milagro divino, “porque nos sigue bendiciendo con prodigios, milagros en esta Nicaragua llena de fe. El nacimiento de esta criatura es un milagro, un signo de Dios”.