•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Duele mucho como víctima que no se haga justicia. Le advierto al poder judicial que está soltando a un violador”, fue la expresión de Fátima Hernández, quien ayer dijo que como parte acusadora fueron nuevamente quebrantados sus derechos al no haberla notificado sobre la decisión judicial que beneficia al condenado Farinton Reyes.

“Me notificaron viernes sobre la audiencia, pero salí corriendo de ahí por el show intimidatorio de la familia del condenado. Voy a esperar el escrito del judicial con su decisión. Agoté todas las vías legales internas y proseguiré con la demanda internacional. Ya el informe de mi caso fue entregado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH”, expresó Hernández.

Aunque nuevamente decepcionada del sistema de justicia nicaragüense, dijo que la decisión era cuestión de tiempo y estaba clara, dada la posición del complaciente del judicial y del Ministerio Público cuyo fiscal acusador más parecía el defensor del condenado.

Wendy Flores, abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, destacó que sin lugar a dudas una vez más el gobierno de Nicaragua está cuestionado por la promoción de la impunidad y la falta de acceso a la justicia, principalmente en los casos de violencia intrafamiliar y sexual, dejando en desprotección a las víctimas.

“Por ese delito grave la condena era entre 8 a 12 años, pero el Tribunal de Apelaciones bajó la condena a 4, una pena que está por debajo de la sanción mínima estipulada en el Código Penal por este tipo de delitos, sanción que aún más fue reducida en Casación. Por otra parte no llena el requisito de haber cumplido con el 90 por ciento de la condena, ni pasó por los sistemas de régimen progresivo, saltándose los regímenes de sistema laboral y semiabierto, pera enviarlo directamente a convivencia familiar”, criticó la abogada.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus