•  |
  •  |

El gobierno de Nicaragua, a través del Ministerio de Fomento, Industria y Comercio, Mific, autorizó una vez más, la importación de 600 toneladas de pollo de Estados Unidos, para evitar que las empresas distribuidores continúen aumentando el precio al producto.

Entre tanto, representantes del Consejo Superior de la Empresa Privada, Cosep, se mostraron inconformes con la medida tomada por el Ejecutivo, porque consideran que esto podría afectar a la industria nacional.

“Si algo tenemos que lamentar es la decisión que ha tomado el titular del Mific, Orlando Solórzano, aunque sabemos que no es una decisión propia de él (Solórzano), sino que tiene que haber una autorización superior”, denunció José Adán Aguerri, presidente del organismo empresarial.

Aguerri explicó que esta importación fue aprobada de forma inapropiada, de acuerdo con el esquema con que ha venido trabajando el sector privado y el gobierno.

Beneficio para grupo afín al gobierno
Los empresarios denunciaron que con la importación de las 600 toneladas de pollo, los únicos beneficiados serán los comerciantes afines al partido de gobierno.

“Lamentamos las declaraciones de Juan Caldera, quien es el mayor beneficiario de estas operaciones de acusar al sector privado de estar queriendo boicotear las importaciones y nos reservamos el derecho de tomar decisiones judiciales”, expresó Aguerri.

Para los empresarios, son los comerciantes, los que con políticas populistas están desincentivando a la industria nacional.

“Esto no puede seguir así, y lo hemos planteado de manera clara al gobierno. No podemos seguir viendo cómo las autoridades se prestan a esta manipulación y no están incentivando la industria y la producción nacional”, indicó Aguerri.

En tanto, Juan Caldera, Presidente de la Cooperativa de Consumo Solidario, dijo que la importación que estarán realizando es mínima, comparada con la demanda que hay en esta temporada.

“La demanda de pollo para Navidad es de 16 millones de libras, y el gobierno apenas está autorizando la importación de 600 toneladas, eso equivale a 1.3 millones de libras, y, lógicamente, que los productores nacionales están preocupados porque no llevarán a cabo sus pretensiones de subirle más al producto”, indicó el comerciante.

Añadió que ellos habían solicitado al Presidente (Ortega) que les permitieran importar 10 millones de libras, y que el mandatario para estar bien con los productores decidió autorizar un mínimo de 600 toneladas.

Detalló que el precio de la libra de pollo importado será de 18.50 córdobas, frente a los 26 córdobas que cuesta la libra del producto nacional.

Imposible competir con pollo subsidiado

Por su parte, Alfredo Vélez, Presidente de la Asociación Nacional de Avicultores y Productores de Alimentos, Anapa, indicó que desde 2007 el sector avícola ha venido experimentando enormes alzas en los costos de la materia prima, algo que ha sido debidamente explicado al gobierno.

“Nuestra posición es que el sector está preparado para la demanda nacional, y que la importación de estas 600 toneladas son innecesarias y viene a contradecir lo expresado por el gobierno”, indicó.
El empresario señaló que ellos no pueden competir con productos que en otros países son subsidiados.