•  |
  •  |

La prueba de fuego para determinar si el 95% del total de 55,000 estudiantes que se bachillerará en las próximas semanas tienen una educación de “calidad”, serán los resultados de los exámenes de admisión a las universidades, según lo señalan expertos en temas educativos y de la Unidad Sindical Magisterial, USM.

El viceministro de Educación, José Treminio, declaró que apenas un 5% del total de estudiantes no se promocionarán, pero que, en general, los resultados eran satisfactorios.

José Siero, de la USM, aseguró que el Ministerio de Educación, Mined, está dando cifras falsas, ya que aparentemente no están reflejando la cantidad de estudiantes de último año de secundaria que, por la extrema pobreza o por trabajar para ayudar a sus familias, tuvieron que salirse del sistema escolar.   

Además, señaló que “la calidad de la educación está pésima, pésima. Los alumnos son utilizados en política, ellos --Mined-- en estas cifras de bachilleres involucran a los centros privados, las estadísticas se contradicen, y siempre involucran a los privados con los públicos, cuando la suma de promocionados de los centros estatales y de los privados debe hacerse a parte”.

Asimismo, precisó que la cantidad de alumnos que se promocionarán son una cifra importante y buena para el Mined, es decir, con ella pretenden justificar ante la Unesco que los estudiantes “aprovechan” los recursos educativos, esto, porque según Siero, esta organización realiza importantes donaciones al

Ministerio, los cuales no pueden dejar de ser percibidos.

El mismo caso, asegura, se repite con la Unión Europea y el Banco Mundial.

“Los resultados los vamos a ver con los exámenes de admisión en las universidades; los mismos rectores han dicho que se debe coordinar la educación secundaria y superior para que los estudiantes no fallen.

Algo que sí hay que destacar, es que ellos van a tratar de maquillar. El Presidente ha dicho que el programa de Educación será igual que el que acaba de pasar; la calidad de la educación es mala, y los chavalos seguirán siendo utilizados en actividades políticas”, agregó Siero.

Por su parte, el exrector Carlos Tünnerman destacó la “alegría” de las autoridades del Mined solo con cifras cuantitativas y no cualitativas, y que la verdadera preocupación y felicidad debería ser que los alumnos dominen el aprendizaje.

“Durante el curso de este año, por ser año electoral, los estudiantes de los colegios públicos estuvieron en las rotondas, fueron llamados a actividades partidarias, marchas, festivales, sacados de las aulas por la FES para ver partidos de fútbol, todo esto atentó contra la calidad, recibieron menos horas clase”, destacó el exrector.

2010 con resultados bajísimos
Tünnerman recordó los resultados bajos de los exámenes de admisión en la UNAN. De los 11,600 estudiantes que se presentaron, apenas un 2.33% aprobó Matemáticas, y un poco más de 10% Lengua y Literatura (Español).

En “Matemática y Español, los mayores temas, hay un déficit de calidad, es el problema principal en la educación nicaragüense, es débil, es pobre, comparado con estándares internacionales”, sostuvo Tünnerman.

Tanto Siero como el exrector concuerdan en que si no hubo calidad en el aprendizaje, los resultados pueden ser aún más bajos que los del año pasado.