•   Corresponsal END San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

El futuro de la minería Crucitas está en manos de la única magistrada suplente de la Sala I de la Corte Suprema, Silvia Hernández, debido a que los cinco magistrados propietarios fueron recusados por el Instituto Latinoamericano de Derechos Humanos S.A., que defiende los intereses de la empresa Industrias Infinito.

El otro magistrado suplente que debió haber visto el caso es Moisés Fachler, pero él renunció la semana pasada ante los señalamientos de haber filtrado un borrador de sentencia a representantes de la empresa minera.

En diciembre, la Sala I dictará su fallo sobre el recurso de casación, luego que hace un año el Tribunal Contencioso Administrativo anulara los permisos de concesión a Industrias Infinito, para extraer cerca de un millón de onzas de oro en Crucitas, ubicada cerca de la frontera con Nicaragua.

Industrias Infinito también presentó un recurso de institucionalidad ante la Sala Constitucional, para frenar la votación del caso en la I, lo cual aún no se resuelve.

Mientras los análisis del caso transcurren en el sistema judicial, el movimiento opositor a Crucitas, integrada por diversas organizaciones ambientalistas, realizarán marchas para pedir respeto al fallo del Tribunal Contencioso Administrativo.

Ayer, al oeste de la capital, el movimiento realizó una actividad informativa, y esta mañana, a las 8:30, habrá una marcha del centro de San José hasta el complejo de edificios que albergan a la Corte Suprema de Justicia.

“Nuestra lucha ya no debe ser solo por evitar los perjuicios para el país de un determinado proyecto minero y la defensa del apego a la legalidad. Esta lucha se convirtió ahora en la defensa frontal de toda nuestra institucionalidad pública, gravemente amenazada con este caso”, reza la convocatoria de la marcha.

Los opositores a Crucitas consideran que está en “grave riesgo la decencia de la institucionalidad costarricense y la esencia misma del Estado Social y Democrático de Derecho” del país, al haberse filtrado el borrador de sentencia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus