•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Gobierno de Nicaragua lamentó hoy la muerte de su embajador en México, Horacio Brenes Icabalceta, que falleció hoy en la capital mexicana a los 62 años de un paro cardíaco.

"Queremos expresar nuestro dolor, nuestra tristeza, por el fallecimiento, por la partida hacia otro plano de vida, de nuestro querido hermano, compañero, embajador Horacio Manuel Brenes Icabalceta", dijo la primera dama nicaragüense y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno, Rosario Murillo, a través de medios oficiales.

Murillo precisó que Brenes, que fue ministro de Fomento, Industria y Comercio a inicios del Gobierno sandinista, en 2007, falleció la pasada madrugada "rodeado de todos sus hijos y de su esposa Tamara", en un Hospital de la ciudad de México, "aquejado de distintos males, particularmente, una afección en pulmones".

"Nosotros lamentamos profundamente su fallecimiento. Es una pérdida para nosotros, para nuestro pueblo, nuestro Gobierno, y para el municipio de Matagalpa", de donde era originario, continuó.

Brenes era un liberal aliado de los sandinistas desde las elecciones de 2006, que ganó el actual gobernante, Daniel Ortega.

Murillo informó de que las cenizas del embajador llegarán mañana a Nicaragua y serán trasladados a Matagalpa (norte), donde le rendirán honores.

Por su lado, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE) manifestó en un comunicado "su más sentido pésame por el fallecimiento" del diplomático centroamericano.

Brenes Icabalceta presentó cartas credenciales al presidente mexicano, Felipe Calderón, el 25 de junio de 2007, después de estar al frente de la cartera de Fomento, Industria y Comercio.

El finado, quien había sido elegido diputado por su natal Matagalpa en los comicios del pasado 6 de noviembre, "destacó siempre por su dedicación en el desempeño de sus funciones diplomáticas", señaló la Cancillería de México.

Añadió que siempre será recordado "como un servidor público comprometido con el fortalecimiento de las relaciones con Nicaragua".

El diplomático fue empresario hasta que en los años noventa comenzó a participar en política y a fines de 2006 se incorporó al gabinete del sandinista Daniel Ortega.

A Brenes Icabalceta le sobreviven su esposa y sus cuatro hijos.