•  |
  •  |

El Gobierno central pagará  al menos mil 222 millones de córdobas (el 41% de la sobre-recaudación en este año) para sanear una duda que arrastra la Empresa Nacional de Electricidad, ENEL, con los proveedores de petróleo, en este caso la empresa Alba de Nicaragua S.A., Albanisa.

Así lo resaltó el economista Adolfo Acevedo, quien en un análisis destacó que el componente más importante de los C$1,410 millones que se destinará a la amortización de la deuda interna del país, es el monto a pagar a Albanisa.

“Como ya hemos hecho notar, de los C$1,410 millones  que se destinará a la amortización de la deuda interna (en la propuesta de reformas al presupuesto de 2011), el componente más importante corresponderían a los 1,222 millones de córdobas que se destinarían a pagar una deuda de ENEL con sus suministradores de petróleo (Albanisa), según lo que informó el Staff del Fondo Monetario Internacional, FMI, en el documento de la VII Revisión del Programa Económico firmado con Nicaragua”, agregó el analista.

Acevedo destacó en su análisis que después de la Reforma de Abril de 2011, el Servicio de la Deuda Interna quedó en C$5,963.8 millones. y que con el incremento de C$1,300.9 millones que establece la nueva Reforma a finales de año, el Servicio de la deuda Interna quedó en C$7,264.7 millones.

Origen de deuda no es claro
Acevedo señaló que lo curioso en este caso es que el origen de la deuda de ENEL no se conoce con claridad, y que ni la misión del FMI, que estuvo en el país y que se reunió con el Gobierno hace unos meses, tiene definido con claridad cómo se originó este monto a cancelar.

“No existe explicación alguna del origen de esta deuda en el proyecto de reformas al presupuesto. Por otra parte, para que una deuda pueda convertirse en deuda del gobierno (deuda interna pública), debe ser aprobada (reconocida) por la Asamblea Nacional.

Al parecer, en este proyecto de reformas al presupuesto, se procura que la Asamblea Nacional apruebe el pago de esta deuda (de ENEL) con trámite de urgencia, sin proporcionar las explicaciones necesarias sobre el origen de la misma”, insistió Acevedo. Según Acevedo, el informe conclusivo del FMI, de la VII revisión, establece textualmente: “Las autoridades acordaron aprovechar el fuerte sobredesempeño en los ingresos en 2011, para pagar deuda del Gobierno.

Las autoridades acordaron que sería conveniente mantener el gasto en los niveles presupuestados y asignar los ingresos en exceso a reducir los niveles de deuda (interna).

Las autoridades indicaron que van a pagar las deudas que tiene ENEL, (la empresa estatal responsable de la generación de electricidad), con los proveedores de petróleo. Sin embargo, las cantidades precisas y tipos de la deuda no son conocidos, aspecto que según su criterio es muy relevante”.