•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Nicaragua envió hoy una nota de protesta al de Costa Rica por la construcción de 120 kilómetros de carretera en su margen del fronterizo río San Juan, y le demandó detener la obra hasta que se valore su impacto ambiental.

El vicecanciller de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, dirigió la nota al canciller costarricense, Enrique Castillo, en la que asegura que la ejecución de esa obra "causa daños ambientales" al río San Juan, de soberanía nicaragüense.

"Esta carretera corre paralelamente y a poca distancia del río San Juan de Nicaragua", denunció Coronel Kautz en el documento.

"Además de la destrucción de la flora y fauna en una muy extensa zona de humedales compartidos ocasionada por éstas obras, los desechos de movilización de tierra y otros han sido vertidos en nuestro río", continuó.

Sin estudio de impacto ambiental

En la nota, Nicaragua recordó a Costa Rica "que todo proyecto de esta naturaleza, por las características propias que implica, debe de contar con un estudio de impacto ambiental, el cual, por la ubicación geográfica del mismo, debió ser comunicado en su oportunidad" a Managua, de conformidad con el Derecho Internacional.

Además, argumentó que la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya (Holanda), ordenó a ambos países el 8 de marzo pasado consultar a la otra parte cuando la construcción de una obra pueda causar daño a un humedal o un río.

Por tanto, el Gobierno sandinista calificó la construcción de esa carretera "como una actitud que contraviene las normas de Derecho Internacional".

"En razón de lo anterior, el Gobierno de Nicaragua demanda la inmediata suspensión de dichas obras entre tanto no pueda valorarse su impacto ambiental", exigió Coronel Kautz, que ejerce de canciller debido a la ausencia del titular, Samuel Santos.

La nota de protesta se difunde el mismo día en que Costa Rica envió una nota diplomática a Nicaragua en la que le solicita presentar "información científica objetiva y seria" sobre el alegado daño ambiental que ha causado la construcción de esa carretera.

Carretera no afecta a Nicaragua, dice canciller

En esa misiva, firmada por el canciller Enrique Castillo, Costa Rica señala que considera que la construcción de la vía no ha afectado al territorio nicaragüense, pero que está dispuesta a escuchar los argumentos de Nicaragua.

La presidenta costarricense, Laura Chinchilla, calificó hoy en una conferencia de prensa de "cortina de humo" las quejas de Nicaragua y aseguró que Costa Rica tiene derecho a construir la carretera, que ayudará al desarrollo de los pueblos de la zona.

"Por primera vez en 190 años de vida independiente los costarricenses vamos a poder recorrer la frontera norte por una vía que no sea exclusivamente el río San Juan. Es una herencia que vamos a dejarle a Costa Rica y de la que me siento profundamente orgullosa", expresó Chinchilla.

Cortina de humo
La mandataria afirmó que Nicaragua está lanzando una "cortina de humo" a pocos días de que Costa Rica presente su argumentación ante la CIJ, en el marco de la disputa bilateral fronteriza.

Días atrás, Ortega aseguró que la carretera en territorio costarricense es "un crimen contra la naturaleza" y que denunciará el caso ante la CIJ.

Costa Rica y Nicaragua mantienen una disputa desde octubre de 2010, cuando San José acusó a Managua de invadir con militares y civiles y causar daños ambientales en un humedal fronterizo en el Caribe, en un territorio que ambos países reclaman como propio.

El caso es ventilado en la CIJ, que en marzo pasado ordenó a los dos países abstenerse de enviar personal de seguridad, militar o civil a la zona en disputa.