•   Enviado Especial a Busan, Corea  |
  •  |
  •  |

Unos 3,000 delegados de todo el mundo pasarán los próximos tres días tratando de establecer un nuevo marco mundial para mejorar la cooperación y hacerla más transparente, en el 4º Foro de Alto Nivel sobre la Eficacia de la Ayuda, que se realiza en esta ciudad portuaria ubicada al sur de Corea.

Nicaragua, a través de su ministro de Relaciones Exteriores Samuel Santos, forma parte de las delegaciones que representan centenares de políticos y miembros de la sociedad civil, que a través de Organismos No Gubernamentales, ONG, canalizan gran parte de la ayuda para el desarrollo.

Se trata de un encuentro en el que alrededor de 160 naciones y organizaciones internacionales se reúnen desde hoy para decidir sobre cómo los flujos mundiales de ayuda pueden ser utilizados con más eficacia y cómo hacer frente a una burocracia de monitoreo.
“El Foro de Busan es un punto de inflexión en la historia de los esfuerzos concertados a nivel mundial para alcanzar los objetivos de desarrollo acordados internacionalmente, incluidos los Objetivos de Desarrollo del Milenio, ODM, de la ONU”, dijo el canciller de Corea, Kim Sung-hwan, al dar por inaugurado el evento.

Entre los participantes clave se incluyen el presidente surcoreano, Lee Myung-bak, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, y el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, OCDE, Ángel Gurría. Todos ellos tendrán  intervención en el foro mañana miércoles.

“Tenemos una gran expectativa sobre el avance de los compromisos que hemos alcanzado antes y que venimos a reafirmar ahora”, dijo Gurría al participar en un acto de bienvenida brindado por autoridades edilicias de Busan.
Kim indicó que la conferencia de Busan tiene como objetivo formar una “nueva Asociación Mundial para la cooperación en el desarrollo eficaz”, que animará tanto a los países donantes como a los receptores a crear un nuevo marco de monitoreo para los esfuerzos mundiales de ayuda.

Los organizadores dijeron que la conferencia de Busan también tiene como objetivo alentar a las naciones emergentes, como China y Brasil, y a las organizaciones del sector privado, a adoptar un papel más importante en la mejora de la ayuda mundial.

Se trata del mayor evento de seguimiento desde que el foro se inició en París en 2005 para evaluar los compromisos políticos de los donantes y los receptores, para mejorar la calidad de la ayuda.