•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Preocupado se mostró Antonio Ramos, dirigente de la Federación Nicaragüense de Pescadores Artesanales, debido a la penetración de mareros salvadoreños a territorio nacional a través del Golfo de Fonseca, lo cual afecta las labores de decenas de pescadores en ese sector, quienes están atemorizados.  

Ramos hizo la denuncia pública en Chinandega durante la presentación del Proyecto EcoPesca “Conservación y Gestión Efectiva de la Biodiversidad Marina con Mejora de Condiciones de Vida para el Sector Pesca Artesanal en Comunidades del Ecosistema Trinacional del Golfo de Fonseca con el financiamiento de la Unión Europea”.

Aseguró que no hay presencia de efectivos policiales y del Ejército de Nicaragua para proteger a los pescadores. “Últimamente hemos visto que la Policía anda cuidando la cosecha de maní y de caña, y se han olvidado del pueblo. Esa zona se ha puesto peligrosa. Mujeres que se dedican al cultivo de las conchas negras no están cuidando su proyecto, porque camina gente armada por las noches y es un peligro”, expresó Ramos.

Añadió que el peligro de la pesca durante las noches, la siembra de maní cerca de las áreas costeras, el uso de la bomba artesanal en el mar, el robo de redes, de equipos y accidentes provocados por pescadores piratas, ha bajado sustancialmente las ventas de mariscos en Potosí y en la Península de Cosigüina.

“Hemos denunciado estos hechos, pero no se enteran las instancias superiores, habrá necesidad de hablar con el Presidente de la República para que la Policía actué. Necesitamos un puesto policial en Potosí, y que la Fuerza Naval permanezca más tiempo en el mar para proteger a los pescadores artesanales y los recursos marítimos”, indicó.

Por su parte, Bertha Julia Lagos dijo que debido a la incursión de hombres armados hasta donde se localiza una caseta, no cuidan sus viveros de conchas negras durante las noches,  por lo que urgió presencia policial.

Comisión interinstitucional recorrerá la zona
Alcides Moradel, Alcalde de El Viejo informó que conformarán una comisión interinstitucional para documentar las denuncias y remitirlas ante las instancias nacionales.

“La presencia de salvadoreños en nuestras costas ha sido denunciado reiteradas veces, lo que nos preocupa es la situación armada que atenta contra la seguridad de nuestros pobladores, tenemos que verificarlo”, declaró el alcalde.

En una reunión hoy miércoles con autoridades policiales expondrán la denuncia de los pescadores. En relación con los mareros en territorio nacional, dijo que es una situación bajo control por parte de la Policía Nacional y del Ejército, como parte del cumplimiento de los convenios centroamericanos en la lucha contra ese flagelo. No obstante, reiteró que visitarán la zona para conocer con exactitud lo que está pasando.