•  |
  •  |

Con el rechazo de pocos diputados a pagar la deuda de 1,222 millones de córdobas de la Empresa Nicaragüense de Electricidad, Enel, con las empresas generadoras de energía ligadas al grupo Albanisa; y de la asignación de 74 millones de córdobas extras al Consejo Supremo Electoral, CSE, 64 diputados ante la Asamblea Nacional aprobaron ayer  la tercera y última reforma presupuestaria de 2011.

Aunque algunos legisladores opositores se opusieron verbalmente a la reforma --y rechazaron el trámite de urgencia pedido por el Ejecutivo--, a la hora de votar solo los tres diputados del Movimiento Renovador Sandinista, MRS, votaron en contra de la modificación presupuestaria, mientras que los diputados de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, liderada por Eduardo Montealegre, simplemente se abstuvieron de votar.

Solo 50 diputados votaron a favor, mientras que 14 legisladores más, entre ellos los pocos del Partido Liberal Constitucionalista, PLC, que ayer llegaron a la sesión, estaban presentes, pero al no votar en ningún sentido, ni abstenerse, su voto se suma a la mayoría, en este caso, a los que estaban a favor.

Los cuestionamientos

El principal cuestionamiento a la reforma presupuestaria fue a esos 1,222 millones de córdobas destinados a pagar una deuda de Enel con las generadoras de energía, principalmente las ligadas al grupo Albanisa; pero también el hecho de que esa deuda no fue aprobada por el Parlamento conforme con la Ley de Deuda Pública.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez Mercado, rechazó el señalamiento, alegando que las instituciones autónomas --a diferencia de las presupuestadas--, tienen un mecanismo diferente de asumir una deuda que no pasa de previo por el Parlamento, sino que a través del Ministerio de Hacienda y Crédito Público. Luego esa deuda es aprobada por la Asamblea Nacional a través del Presupuesto General de la República correspondiente o por la reforma.

Mientras tanto, la diputada Miriam Auxiliadora Argüello Morales, Presidenta de la Comisión de Probidad y Transparencia, rechazó la asignación de 75 millones de córdobas extras al Consejo Supremo Electoral, CSE, alegando que esta entidad aún no “aclara” a la comisión legislativa cómo y en qué gastó 407 millones de córdobas del erario.

Por otra parte, el diputado y vicepresidente de la Comisión Económica del Parlamento, Freddy Tórrez Montes, cuestionó el hecho de que en la reforma presupuestaria se incluye una partida para el subsidio de la factura domiciliar de energía para aquellos usuarios que consumen 150 kilovatios / hora al mes.  

El legislador  dijo estar a favor del subsidio, sin embargo, deploró el hecho de que “se le mienta al pueblo”, diciendo que gracias a la cooperación venezolana se está dando ese subsidio, pero ahora el subsidio aparece reflejado en la reforma.

“Esto lo que quiere decir es que no es la cooperación venezolana la que está subsidiando el costo de la energía, sino que el subsidio sale de la bolsa del pueblo nicaragüense”, expresó.

La Asamblea Nacional retoma hoy las sesiones plenarias para aprobar --probablemente una parte-- la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres y de Reforma al Código Penal.  

Aún está por verse si los diputados sesionarán los días 13 y 14 de diciembre, de no ser así, hoy sería el último día de sesiones oficiales, hasta la sesión de cierre del próximo 15 de diciembre.