•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua autorizó hoy al Ejecutivo contratar un préstamo por 75 millones de dólares con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para financiar una parte del Programa Nacional de Electrificación Sostenible y Energías Renovables (PNESER).

El empréstito fue ratificado por unanimidad por los 76 diputados que asistieron al plenario, dijo a periodistas el titular del Parlamento, el oficialista René Núñez.

El Gobierno nicaragüense firmó el contrato de préstamo con el BCIE el pasado 2 de septiembre.

Ese programa, que será ejecutado por los estatales Ministerio de Energía y Minas, Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica y la Empresa Nicaragüense de Electricidad, ofrecerá en los próximos cuatro años servicios de electricidad a 117.390 nuevos usuarios, según el Ejecutivo.

También normalizará el servicio en 164.000 hogares, con 984.000 habitantes, que ahora tienen conexiones eléctricas ilegales.

Asimismo, respaldará la construcción de 214 kilómetros de nuevas líneas de transmisión que transportarán energía procedente de fuentes renovables (eólica y geotérmica).

Según el Parlamento, en el período 2011-2015 se gastarán 404,3 millones de dólares para ese programa de electrificación.

Los diputados ratificaron este año préstamos por 52,5 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para impulsar el PNESER.

El presidente de la Comisión Económica del Parlamento, el sandinista Wálmaro Gutiérrez, ha dicho que ese proyecto también será financiado con 70 millones de dólares del Banco Europeo de Integración, 25,2 millones de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y 20 millones del Banco Mundial, entre otros.

Nicaragua proyecta generar el 90 % de la energía con fuentes renovables en 2017, según las autoridades.