•   Colaboración, Siuna, RAAN  |
  •  |
  •  |

La juez Flor de María Torres Garth, del Juzgado Penal de Audiencia del Distrito de Siuna, admitió la acusación presentada por el Ministerio Público contra Luis Enrique Tinoco, Denis Obando Pravia, Encarnación Aguinaga Castrillo y Víctor Manuel García Pérez, del Partido Liberal Independiente, PLI, señalados por asesinato y robo agravado en contra de Ronald Martínez Herrera, Secretario Político del FSLN del sector 2 de Coperna.

La defensa, a cargo de los abogados Juan Ramón Flores y Pedro Pablo Suárez, señaló una vez más que sus defendidos no tienen la voluntad de evadir la justicia, y que prueba de ello es que se presentaron voluntariamente.

Sin embargo, la judicial rechazó la petición y mantuvo la medida de privativa de libertad para los cuatro reos.

Igualmente fueron acusados Enrique Aguinaga Castrillo, quien es Concejal Regional liberal; Vicente Aguinaga Castrillo, Roberto Matamoros Trujillo, Abner Javier Mairena Mejía y Encarnación Aguinaga Mairena, quienes aún no se han presentado ante las autoridades policiales y tampoco se ha logrado su captura.

Genaro Denis Cruz Suárez, pastor evangélico y miembro de la Comisión de Paz creada en Cooperna, para que por medio de ella retornen los comunitarios que armados abandonaron sus hogares, fustigó la acción de la jueza.

“Esto no abona a la tranquilidad de Coperna. Hay gente inocente que está siendo procesada y están detenidos ilegalmente, hay quienes ni si quiera estaban ahí ese día”, aseveró el pastor.

En la relación de los hecho presentada por el Ministerio Público se establece que un grupo de simpatizantes del PLI, liderados por Enrique Aguinaga, instaló un tranque en la vía para evitar que los seguidores del FSLN que iban a celebrar una misa de acción de gracias por el triunfo del partido de Gobierno en las elecciones celebradas el 6 de noviembre, pasaran rumbo a Siuna.

Añade que el comisionado mayor Otilio Duarte Herrera llegó al lugar con policías antidisturbios para mediar, pero que fueron atacados por los simpatizantes del PLI, resultando heridos siete miembros de la Policía Nacional que estaban bajo el mando del jefe policial.