•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Para 2012, la Corte Suprema de Justicia quedará dominada oficialmente por el partido FSLN, con 10 de los 16 magistrados del Poder Judicial.

Según el doctor Rafael Solís, la Asamblea Nacional debe nombrar a ocho magistrados; siete por vencimiento de período y uno por fallecimiento. De ellos, si se respeta la proporcionalidad de fuerzas, al Frente le tocarían seis y a la alianza PLI, dos. De esta manera, los magistrados de origen sandinista pasarían de ocho a 10, el Partido Liberal Constitucionalista, PLC, quedaría con cuatro y dos nuevos que podrían ser de la alianza  PLI, detalló el funcionario amparado en el decreto presidencial.

“Esto depende de la negociación del PLI, de los diputados del Frente que serán mayoría con más de 56 votos. Si se respeta la proporcionalidad,  como me pareció entenderle al presidente de la República, comandante Daniel Ortega, y al diputado Edwin Castro, que van a tratar de tomar decisiones por consenso y respetar los espacios políticos de la oposición”, dijo Solís, aclarando que es su opinión personal, pero que cree que es lo correcto.


Dominio total
Con 10 magistrados, el partido en el Gobierno también dominaría las salas  Penal, Constitucional, Civil y Contencioso Administrativo. Además, no se le complicaría completar los votos (12) en Corte Plena y por ejemplo, nombrar y destituir con el voto favorable de las tres cuartas partes de sus miembros, a los magistrados de los Tribunales de Apelaciones.

El número de funcionarios a nombrar por la Asamblea Nacional subió de 25 a 34 aproximadamente, ya que se sumaron a la lista cuatro magistrados de la Corte que se les vencerá el período el 4 de marzo, el fiscal general de la República, Julio Centeno, la fiscal adjunta, Ana Julia Guido, y la junta directiva del Instituto Nicaragüense de Energía, INE.

Para Solís, la Asamblea debe respetar los porcentajes de los partidos tanto en la Junta Directiva como en las comisiones y en los funcionarios a nombrar.

“Hay que esperarlos que maduren y decidan con calma si van o no primero a la Asamblea (los diputaos del PLI) y segundo si van a negociar junta directiva, comisiones y los cargos públicos”, dijo Solís.