•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Año nuevo, guerra nueva: Centroamérica recibirá de organismos financieros internacionales 277 millones de dólares a partir de enero del año 2012, para comenzar una nueva estrategia de seguridad en la región y combatir al crimen organizado y la mafia internacional.

Así lo informó la directora general de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, en entrevista a EL NUEVO DIARIO sobre el clima de seguridad ciudadana en Nicaragua.

Según la máxima jefa policial, hasta el momento hay aprobados y presupuestados ocho proyectos de seguridad regional priorizados por los organismos financieros y países amigos de Centroamérica, que comenzarán a ejecutarse formalmente en 2012.

Los proyectos priorizados están seccionados en las siguientes áreas temáticas: en combate al delito se invertirá en una plataforma tecnológica centroamericana para el intercambio de información en tiempo real; de igual modo se organizará un mecanismo de coordinación interinstitucional y regional para la seguridad fronteriza de los países del istmo y el fortalecimiento de las áreas de investigaciones criminales de los cuerpos policiales.

En el área de prevención de la violencia, de acuerdo con la información formal, se planificó el fortalecimiento de la prevención de la violencia y delincuencia que afecta a la juventud, así como una campaña permanente de prevención social de la violencia delictiva desde los gobiernos locales de la región.

Otra área a desarrollarse en 2012 será la rehabilitación, reinserción y seguridad penitenciaria, mediante un programa de modernización y vigilancia de los sistemas penitenciarios de los países centroamericanos.

Y el cuarto eje temático hacia el cual se destinarán los fondos será, de acuerdo con la información proporcionada, la profesionalización y tecnificación de las policías e instancias vinculadas a la seguridad a niveles locales e internacionales.

Los proyectos, indicó Granera, son independientes a los planes de seguridad y proyectos especiales que cada policía centroamericana ejecutará por su cuenta con fondos propios.

Primer desembolso
Los 277 millones de dólares aprobados son la primera partida de un fondo de aproximadamente 2,200 millones de dólares que la comunidad internacional comprometió para apoyar a Centroamérica en la lucha contra el crimen organizado, durante la conferencia de seguridad para Centroamérica que se desarrolló en junio pasado en Guatemala.

En dicho evento, al que asistieron representantes policiales y de seguridad, así como donantes de 40 países, el Banco Mundial puso a disposición de la región 1,000 millones de dólares en créditos y el Banco Interamericano otros 500 millones, mientras que Estados Unidos, por medio de la secretaria de Estado, Hillary Clinton, anunció una donación adicional de 40 millones, que se suman a otros 260 millones destinados previamente, mientras que otros países aportaron el resto de los recursos.

En dicha Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad en Centroamérica, los gobiernos del istmo solicitaron 3,091 millones de dólares para hacerle frente a la crítica situación del accionar del crimen organizado que azota a siete países de la región, desde Panamá hasta Guatemala.

La Organización de Estados Americanos, OEA, alertó ayer que América Latina es la región más violenta del mundo, con el registro de una persona muerta en un hecho de homicidio cada cuatro minutos, según un informe de la Secretaría de Seguridad Multidimensional del organismo.

Y de la región, Centroamérica presentaba los mayores índices de violencia delictiva según un informe de Desarrollo Humano del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo publicado en 2010.

Nicaragua, la excepción en CA

En el Informe sobre Desarrollo Humano para América Central 2009-2010, con el subtítulo “Abrir espacio a la seguridad ciudadana y el desarrollo humano”, se reveló que  América Central es la región más violenta del mundo, con aproximadamente 79,000 personas asesinadas entre 2003 y 2008, a consecuencia de la violencia criminal.

Sin embargo, en las estadísticas del horror no compite Nicaragua. La peor situación de violencia e inseguridad la soportan los países del Triángulo Norte centroamericano (Guatemala, El Salvador y Honduras).

La tasa centroamericana de homicidios es de 34 por cada 100,000 habitantes, mientras la latinoamericana es de 25 por cada 100,000, y el promedio mundial de nueve por 100,000, por eso el estudio calificó a la región como la más violenta del mundo.

Organización del crimen transnacional
América Central se ubica en la zona media del continente americano. Sus países, de sur a norte, son Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y Belice.  Está habitada por 43 millones de personas, y 40 por ciento de ellas son pobres.

Por el sur limita con Colombia, principal productor de cocaína del mundo, y la frontera norte es México, sede de los carteles de la droga más violentos del planeta, según la Agencia Antidrogas de Estados Unidos, DEA.

Más de 90 por ciento de la droga producida en América del Sur se trasiega a Estados Unidos a través de América Central y México.

En el informe del PNUD se identifican 24 actividades ilícitas, entre las conocidas como delincuencia común y la delincuencia organizada: desde el robo callejero con violencia, hasta delitos más complejos, como el tráfico de armas y la trata de personas. “Las organizaciones criminales más complejas, sofisticadas y nocivas para la seguridad ciudadana en Centroamérica son de carácter transnacional. Y entre ellas destacan aquellas dedicadas al tráfico de narcóticos, la forma de criminalidad organizada que más afecta hoy por hoy a la región”, reveló el informe.