•  |
  •  |

Dirigentes de unas 25 organizaciones defensoras y promotoras del medio ambiente reconocieron ayer que es necesario ampliar los esfuerzos para proteger los diferentes recursos hídricos y superficiales en el país, los cuales se encuentran en riesgos.

Ruth Selma Herrera, Directora del Instituto de Desarrollo Empresarial Asociativo (Ideas), señaló que actualmente hay un desinterés de parte de las autoridades de gobierno por establecer mecanismos de protección de los grandes afluentes de agua en el país, tal es el caso del Lago de Nicaragua, Río San Juan, Río Coco y lagunas.

Herrera destacó que por razones de los cambios climáticos, que alteran los periodos lluviosos, el mal manejo que se ha dado en la protección de la capa vegetal de los suelos (que impiden la infiltración de agua), hay afluentes en riesgos.

Herrera citó los casos de los ríos Bocay y Coco, que se secan por varios meses del año en varias zonas en los meses de periodo seco, cuando antes no era así.

“Tenemos una pérdida acelerada en los caudales de los ríos y esto se debe a que no se está reteniendo agua para infiltrar en los suelos y alimentar las cuencas superficiales y subterráneas. Nicaragua puede perder importantes recursos hídricos si no se toman cartas en el asunto y se pone un alto para unificar esfuerzos”, afirmó.
 
Herrera destacó que ayer se reunió un grupo de organizaciones que discutió y aprobó el documento base denominado Plataforma para el Desarrollo Sostenible de Nicaragua, con el propósito de iniciar la promoción de un programa que garantice una mejor gestión en el manejo de los recursos hídricos, forestales, suelo, atmosféricos y desechos sólidos, para tratar de evitar los efectos contaminantes.

Forman comisiones
Cuatro comisiones de trabajo integradas por el Instituto de Desarrollo Empresarial Asociativo, Centro de Iniciativas de Políticas Ambientales, Red Nicaragüense de Recicladores y Red Nacional de Defensa de los Consumidores,  se conformaron para analizar aspectos referidos a Incidencia y litigio estratégico, investigación, educación y políticas públicas.

Enrique Meléndez, presidente de la Red Nicaragüense del Reciclaje, manifestó que este esfuerzo apunta también a elaborar una estrategia educativa que sirva a los estudiantes desde los niveles básicos hasta los universitarios, para promover el cuido y protección de los recursos naturales del país, con una lógica de corto, mediano y largo plazo.

Carlos Avilés, del Movimiento de Jóvenes Ambientalistas, reconoció ayer que una gran mayoría de fuentes superficiales de agua corren riesgo de secarse, por lo que señaló que se necesita una política específica de conservación de los recursos hídricos.

Explicó que la idea de todas las organizaciones es proporcionar acciones de protección en conjunto, de modo que los esfuerzos no sean dispersos, para que haya un avance sustantivo en la protección del agua.

“Hay que empezar a integrar en estos ejes de acción a los gobiernos municipales y regionales del país, para promover los valores ambientales que tienen las cuencas subterránea, ríos, lagos y lagunas y el papel que juegan para la conservación de la vida”, agregó.