•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La mano de obra nicaragüense sigue siendo la mejor calificada en los períodos de zafra azucarera de los ingenios costarricenses, prueba de ello es que tres ingenios localizados en  la provincia de Guanacaste comenzaron desde este jueves a trasladar a más de mil compatriotas que emigran de diversos puntos del territorio nacional, hacia los cañaverales del vecino país.

El traslado de los nicas inició con el ingenio de Taboga, ubicado en el cantón de Cañas, que contrató a 730 nicaragüenses a los que  comenzaron a trasladar el jueves y continuaron con una segunda parte  este viernes, y posteriormente harán el viaje los contratados por los ingenios Catsa y El Viejo.

Según Donald Chaverri,  responsable de Recursos Humanos del ingenio Taboga, en Costa Rica carecen de este tipo de mano de obra y aseguró que por esta razón se trasladan anualmente para esta fecha a la ciudad de Rivas  a realizar contratos de  trabajo con nicaragüenses, para garantizar el corte de entre 10 y 15 toneladas de caña al día.

Agregó que los contratos de trabajos los hacen en coordinación con autoridades del Ministerio del Trabajo de Nicaragua y su similar de Costa Rica, para garantizar los derechos laborales de los nicaragüenses, de acuerdo con lo establecido en el Código del Trabajo costarricense, de manera que tengan los mismos derechos de los trabajadores del vecino país del sur. El contrato de trabajo es por cuatro meses y la mayoría de los nicas están siendo trasladado con pasaportes y visas de trabajo, y una minoría con salvoconducto, según Chaverri.

Entre los acuerdos está el traslado de ida y regreso de los trabajadores, quienes  salen de diversos departamentos del país y se reconcentran en la plaza parque de Rivas, que es el punto de  partida hacia los ingenios ticos. Uno de los nicas más veteranos  en  participar en la zafra de estos ingenios es Doroteo Lira, de 73 años, quien desde hace 15 años se traslada a la zafra azucarera del ingenio Taboga, partiendo desde Siuna, donde se dedica a trabajos agrícolas en sus tierras.

“La temporada de la zafra azucarera es una oportunidad para ganar algo de dinero y traerlo a invertir a mi casa, porque acá solo se trabaja para subsistir y en las tareas de agricultura lo más que llegan a pagar son 100 córdobas al día”, detalló.

Como muchos otros, Lira señaló que ha trabajado en ingenios de Nicaragua, pero que prefiere los de Costa Rica, porque en los del país vecino obtiene un mejor salario.