•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

La desarticulación de bandas delincuenciales locales y la disminución de armas de fuego que circulan en manos de asaltantes, fueron dos de las principales prioridades que en materia de seguridad ciudadana adoptó la Policía Nacional en 2010 y en 2011, informó la Directora General de la Policía, primera comisionada Aminta Granera.
En una entrevista concedida a EL NUEVO DIARIO para hablar del operativo de seguridad en la época navideña, Granera comentó la visión y la versión institucional sobre la seguridad ciudadana del país.

Así mismo, contrapuso sus estadísticas y cifras a las de la monografía “Nicaragua, riesgos, retos y oportunidades”, un estudio auspiciado por el  Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD, que establece que la tasa de criminalidad en Nicaragua creció en los últimos 12 años, y las principales víctimas son mujeres y niñas menores de 13 años.

Criminalidad epidémica
Antes de responder, Granera reconoce que el país, al igual que toda la región que se encuentra en la ruta de los cárteles Norte-Sur, sufre problemas de seguridad, pero estima que los mismos son menores que en otros países, donde la criminalidad es “epidémica”, y ello se debe al modelo policial local de trabajar “con la comunidad y desde la comunidad”.
“Esta es la época del año en que se incrementan los delitos, sobre todo los robos con intimidación; la Policía ha sacado el 99% de sus fuerzas a las calles, a fin de garantizar el momento del aguinaldo y hemos dado un refuerzo especial a Managua, con 600 compañeros de la academia que aún no habían finalizado sus estudios, sin embargo, están haciendo sus prácticas en las calles”, informó la jefa policial, quien se refuerza con tablas, cifras y proyecciones de datos y cuadros comparativos.

Plan navideño y toma de posesión

Granera anunció que el cuerpo policial quedará a “disposición” de la población hasta finalizada la fiesta de fin de año, y casi de inmediato empalmarán con otro operativo de seguridad para garantizar la “toma de posesión”, es decir, el evento del 10 de enero de 2012, cuando Daniel Ortega asumirá su cuestionada reelección.
La jefa policial reconoce, además, la existencia de problemas por superar en cuanto a cobertura y a eficacia, pero, a la vez, asegura que la institución hace esfuerzos para mejorar la seguridad.
“Tenemos que seguir trabajando para ello, que si una gallina se le roban a una persona, y esto es todo lo que tiene esa persona, nosotros debemos trabajarlo con la misma intensidad, profesionalismo y rigor como si fuese el asalto a un banco”, ejemplifica, y señala que la prioridad este año ha sido la desarticulación de bandas locales armadas que se movilizan con organización para cometer fechorías.
“Nosotros hemos enfocado más este año en combatir la organización del crimen interno, es decir, los asaltos cometidos con organización entre más de dos personas, fundamentalmente, con las motos; hemos desarticulado bandas que operaban en Managua, en las principales ciudades y en el campo. Estamos enfocados en reducir esas estructuras delincuenciales; otra prioridad fue la reducir la cantidad de armas de fuego en las calles, para reducir la cantidad de asaltos y la peligrosidad de los mismos: 1,500 armas de fuego que quitamos a los delincuentes”, informó.

Cifras poco halagadoras

Sus cifras oficiales, ante visiones y versiones de la seguridad ciudadana poco halagadoras del estado de esa materia, desde la óptica de la sociedad civil y organizaciones de derechos humanos, lucen positivas en el papel.
“Nosotros medimos la efectividad de dos formas: una es el comportamiento de la denuncia; el año pasado, por primera vez desde 1985, se logró reducir en menos 1 (-1) la cantidad de denuncias, y en este año, de acuerdo a las cifras cerrando octubre, vamos a una tendencia de cerrar el año con menos 5.48 (-5.48), es una forma de medir si los planes operativos están teniendo resultados concretos”, explicó Granera, quien reconoce una caída de efectividad policial en 2008 que hoy, asegura, poco a poco han venido recuperando.
2008 fue crítico
“En el esclarecimiento policial, en 2008 tuvimos un momento crítico: la efectividad del esclarecimiento policial se nos bajó, y veníamos con una tendencia creciente, ahora empezamos a mejorar y ya tenemos una brecha razonable entre las denuncias de los delitos y el esclarecimiento policial; esto indica que tenemos una mayor eficacia en efectividad en los últimos tres años”, reporta la directora general de la PN.

¿A qué se debió ese aumento de la brecha?
El delito venía incrementándose sostenidamente, y aquí nosotros hicimos una priorización demasiado fuerte de la prevención, sacamos elementos del área investigativa al área preventiva, vimos que no daba resultados como esperábamos, y retomamos, y venimos ahora mejorando la eficacia dentro de los límites razonables.
¿En homicidios, igual se viene mejorando?
Desde 1992 hasta 2010: en los últimos ocho años de los 90, el promedio de homicidios por cada 100 mil habitantes fue de 15.8, y del 2000 al 2010, los diez años completos de la década, la tasa de homicidios promedios fue de 12.
Entonces en los últimos 10 años, en comparación con los últimos ocho años de la década pasada, estamos mejor en esa seguridad. En los últimos cuatro años nos hemos mantenido en una tasa de homicidios de 13, y este año estimamos una tasa de 12.8 --cerca de 13--, pero una de las tasas de homicidios más bajas de la región.
¿Qué calidad de delitos ocurren o son denunciados con mayor frecuencia en Nicaragua?
Ya vimos la parte cuantitativa de las tendencias, desde el punto de vista cualitativo la estructura de las denuncias en Nicaragua es una estructura envidiable para cualquier país, el 74% de las denuncias son faltas, es decir, hechos que no llegan a constituirse en delitos, y en delitos menores. Nosotros tenemos como delitos de alta peligrosidad: homicidios, asesinato, robo con intimidación, violaciones, los asaltos, los secuestros. Ahí tenemos un 7.2% nada más de peligrosidad. Si lo analizás desde el punto de vista de las tendencias, un análisis cuantitativo, y desde un punto de vista cualitativo, nosotros podemos decir que el trabajo de los últimos tres años viene siendo más efectivo. En 2008, la calidad de alta peligrosidad de los delitos totales era de 8.1, en 2009 fue de 8.2 y en 2010 fue de 7.9%,  y este año bajamos a 7.2, una de las tasas más bajas de la región.
Los indicadores internacionales señalan que la tasa de homicidios de Costa Rica, por ejemplo, es menor que la de Nicaragua.
La tasa de homicidios aquí en 2010 fue de 13, efectivamente Costa Rica tiene 11.5, Panamá 21, sin embargo, la tasa de homicidios no es el único indicador en la región ni a nivel internacional para medir la seguridad o inseguridad en un determinado país. Si nosotros comparamos el robo de vehículos, por decir algo, en 2010 en Nicaragua se robaron 387 vehículos, en Costa Rica se robaron 4,681 y en Guatemala 8,095. Este es otro indicador, podríamos sacar miles más, pero solo te señalo uno.
País seguro en región

¿Eso indica que nuestra seguridad ciudadana es superior en la región? Hay expertos locales e internacionales que dudan de ello. 
Este año la seguridad ciudadana, yo diría, que ha sido la prioridad en los foros regionales, principalmente en los hemisféricos. Este año en junio, en Guatemala, el tema central fue la seguridad regional, participamos en el Consejo de Ministros del SICA; en San Salvador, en noviembre pasado, participamos en el Foro de Ministros de los miembros de la OEA, en Trinidad y Tobago, y vamos a participar ahorita del 8 al 11 de diciembre, en la reunión de jefes de policías de las Américas en Acapulco. Entonces, en todos estos foros el problema central ha sido la seguridad ciudadana. Es decir, el tema es una prioridad a atender en todos los países del hemisferio, para unos más y otros menos, y nosotros como Nicaragua participamos ahí, en la búsqueda de soluciones, estamos trabajando como país, como región y como hemisferio. Hay datos internacionales que no hicimos nosotros, que nos ubican bien en la región como país seguro.
Expertos internacionales han elaborado un indicador simple, que han llamado crimen y robo, que hicieron para el foro económico mundial, lo llaman Informe Mundial de Competitividad, “Doing Bussines 2011-2012”. El crimen en robo aparece en Guatemala como el principal impedimento para la inversión nacional y extranjera con un 28.2; en El Salvador y en Honduras es el principal obstáculo; en Costa Rica aparece con 6.8, en Panamá aparece con un 7.3, y en Nicaragua con 2.9. Es decir, con ese indicador de competitividad económica, nosotros estamos con una situación privilegiada en la región, y eso lo dice este informe del Banco Mundial, que lo hizo para ese foro de inversiones.
Sin embargo, estudios independientes también señalan que la percepción de inseguridad es alta en Nicaragua.
En la seguridad hay dos aspectos: los objetivos, que son los hechos registrados y denunciados, y los subjetivos, que son las percepciones. Aquí hay un estudio de percepción de seguridad en Iberoamérica, que lo realizó el Barómetro Iberoamericano en su informe 2011, vos ves aquí, cómo Nicaragua aparece con la mejor percepción de seguridad en Centroamérica, en primer lugar de percepción. Este es el porcentaje de la población que considera que el crimen y la seguridad es el problema más importante a enfrentar, y lo miden en dos momentos puntuales. En 2010, todos los países subieron sus cifras de percepción de inseguridad, Nicaragua fue el único que lo bajó, y ya estaba bajo, y no hablo de solo Centroamérica, sino de América Latina, aquí estábamos hablando de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, países con mayores recursos económicos y con menos pobreza…