•  |
  •  |

La reducción de la desnutrición en un 10% en niños menores de cinco años, e igualmente reducir la muerte materna en Matagalpa y Jinotega, fueron los logros alcanzados por el Programa de Mejora de la Asistencia Alimentaria para Grupos Vulnerables y el Fortalecimiento de sus Medios de Vida, del Programa Mundial de Alimentos, PMA, y de la Unión Europea, UE.

Helmut Rauch, representante de PMA, presidió la clausura del programa que se desarrolló entre octubre de 2009 y octubre del presente año, gracias al financiamiento de 3 millones de euros (4 millones de dólares), aportados por la UE y destinados a los municipios de Terrabona, San Dionisio, Waslala, El Tuma-La Dalia, San Ramón y Rancho Grande, en el departamento de Matagalpa, y en el Cua, San José de Bocay, Pantasma y Wiwilí, en el departamento de Jinotega.

Indicó que estos son considerados algunos de los municipios más vulnerables y pobres del país, con mayores índices de desnutrición. En el proceso destacó la participación de una serie de instituciones como las municipalidades, el Ministerio de Salud y el Ministerio Agropecuario y Forestal, entre otras, que le dieron seguimiento y apoyaron para alcanzar las metas planteadas.

La asistencia estaba dirigida a mujeres embarazadas, en lactancia materna, y a niños menores de cinco años. Para esto se destinaron alimentos con alto nivel nutritivo, y se creó una campaña de sensibilización para crear hábitos alimenticios más sanos, acompañados del chequeo médico continuo de las embarazadas y de la niñez menor de cinco años. Además, en algunas zonas se destinó un bono productivo para que las comunidades pudieran sembrar y cosechar sus propios alimentos.

El señor Mark Litvine, jefe de operaciones de UE, expresó que se siente satisfecho con la labor cumplida y con los niveles de interés y de colaboración gubernamental, recordando que el programa nació con la crisis en el incremento de los precios de los alimentos en 2008, y la Unión Europea decidió apoyar a los países de la región centroamericana.

Fue así que se implementó el Mecanismo Alimentario con un fondo de mil millones de euros, de los cuales Nicaragua recibió 7.15 millones a través de cinco proyectos.

Detalles del éxito
El Programa de Mejora de la Asistencia Alimentaria contribuyó a proveer alimentos a 30,133 mujeres embarazadas, en un período de lactancia en riesgo nutricional, y a 2,613 familias que participaron en actividades de Alimentos por Trabajo para mejorar el entorno familiar y comunitario.

El jefe de operaciones de UE destacó que se terminó el programa, pero no la asistencia a los nicaragüenses, pues se destinarán más recursos a través de otros planes como segunda etapa, con el fin de que las comunidades puedan dar aseguramiento a las metas alcanzadas y pueden sostenerse por sí mismas.

Marvin Aráuz, alcalde del municipio de San Ramón, dijo estar muy agradecido por el apoyo de estas instancias internacionales, porque en su localidad al menos 150 familias han mejorado su salud y nutrición, en una de las regiones con mayores niveles de pobreza y desnutrición. La comuna  ha avanzado en busca de la reducción de la pobreza a través de varios proyectos de mejoramiento de cambios y construcción de escuelas, entre otros planes.