•  |
  •  |

La Presidenta de la Corte Suprema de Justicia, CSJ, magistrada Alba Luz Ramos, afirmó que Costa Rica no puede desconocer la jurisdicción de la Corte Centroamericana de Justicia, CCJ, posición adoptada por el Canciller del vecino país, Enrique Castillo.

Ramos reaccionó un día después de que en la Embajada de Costa Rica en Nicaragua, los diplomáticos del vecino país se negaron a recibir una notificación de la CCJ dirigida a la presidenta costarricense Laura Chinchilla.

En la notificación que quedó puesta en el portón de la sede diplomática en Managua, se emplaza a la presidenta Chinchilla para que en un término de diez días responda a la demanda por daños al medioambiente, que presentaron contra Costa Rica dos organizaciones ambientalistas ticas, por  los daños que está causando la carretera que ese país construye a orillas del Río San Juan de Nicaragua.

Durante un encuentro navideño con la prensa nacional y extranjera, la presidenta del Supremo Tribunal recordó que Costa Rica es firmante del Protocolo de Tegucigalpa, suscrito el 26 de marzo de 1996, y que también es parte de la Secretaría de Integración Centroamericana, SICA.

Ramos recordó, además, que Costa Rica ha formulado propuestas sobre el funcionamiento de la CCJ, entre ellas está que ese Tribunal Regional no tenga jurisdicción en los asuntos internos de los países que lo integran.

Sobre esa moción, la CSJ se pronunció declarando inconstitucionales los artículos que permitan a la CCJ tener jurisdicción en asuntos internos, recordó la magistrada Ramos.

“Costa Rica también ha propuesto que la CCJ no sea permanente, sino que sesione para asuntos puntuales, pero sobre esa propuesta no hay consenso entre los países miembros”, puntualizó la Presidenta de la CSJ.