•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

El personal médico del Hospital “Humberto Alvarado”, de Masaya, aseguró que Gilberto Antonio Guzmán Díaz, de 51 años, falleció víctima de un infarto, sin embargo, sus familiares denunciaron que hubo negligencia médica y demandaron una investigación institucional.

Los familiares indicaron que Gilberto Guzmán ingresó de emergencia en el Hospital de Masaya, el lunes 19, a las cinco de la tarde, en estado nervioso, y quedó internado. Al día siguiente le realizaron una serie de exámenes, pero falleció por la tarde, luego que una enfermera le aplicó una inyección.

“No me explico cómo falleció mi hermano porque él estaba bien, pero luego que le pusieron una inyección, se puso morado, por lo que los médicos entraron al cuarto donde estaba y nos sacaron a todos los que estábamos ahí, luego salieron a decirme que había muerto, yo les pregunté por qué había fallecido si estaba bien, a lo que  una doctora me dijo que había sido un infarto”, dijo su hermano, Mauricio Guzmán.

Los familiares también razonaron que los médicos le aplicaron esa inyección sin tener los resultados de los exámenes, por tal razón piden que les aclaren esa situación.

Habrá una auditoría
El doctor Silvio Navarro, Director del Silais-Masaya, aseguró que realizarán una auditoría del caso, sin entrar en mayores detalles.

Este es el segundo caso en diciembre sobre presunta negligencia médica. El primero fue una niña de cuatro años, originaria de Villa Montefresco, intervenida quirúrgicamente por apendicitis, y al complicarse la trasladaron al Hospital “La Mascota”, adonde llegó grave. Ahora se denuncia el caso del señor Gilberto Guzmán.