•  |
  •  |

El sindicato de trabajadores del Centro de Insumos para la Salud, CIPS, aclaró que en el lugar no hay “robadera” como lo hizo ver ayer, a través de declaraciones, el interventor Ricardo Pineda, sino injerencias  malintencionadas, como si se tratara de “cacerías de brujas” por parte de los funcionarios que no tienen pruebas para demostrar las acusaciones que hacen directamente contra los trabajadores.

Lesther Centeno, Secretario de Asuntos Laborales del Sindicato “Juan Flores Vivas”, dijo que exigen la destitución inmediata de los funcionarios a los cuales se les impide la entrada a labores desde hace una semana, y advirtió que no se les dejará trabajar hasta que haya un esclarecimiento del caso.

Pineda, delegado por el Minsa en la investigación del caso, dijo que la Policía Nacional logró recuperar material médico sustraído hace meses, entre el que se encuentra material de osteosíntesis (pernos de titanio) que se utiliza para reparación de fracturas, y que en el mercado tiene un valor mayor de US$100.

Pero Centeno aseguró que el único hurto que se dio fue el confesado por Ricardo Leiva Rojas, quien es Recibidor y Despachador del Departamento de Recepción, el cual presentó su carta de renuncia y ya no trabaja en el CIPS.  

Esa área de insumos médicos es ajena a la  de Manuel Estrada, despachador y entregador en recepción; Ivania Vallecillo, secretaria de oficinas de servicios generales; Linda Jessica Morales, conserje,  y María Rojas Medina, contadora pública, que son señalados por las autoridades como responsables de actos anómalos. “A ninguno de ellos le han probado nada”, dijo Centeno.

Más denuncias por anomalías en CIPS
Los sindicalistas presentaron copias de facturas de una gasolinera, en donde se utilizaron un C$1,695.95, en diesel, para el vehículo placa M-153 650, el 10 de mayo de 2011, y luego el 11 de mayo del mismo año, se utilizaron C$572.89 en gasolina regular para el mismo vehículo, en concepto de gestión propia del director administrativo,  el señor Gregorio Javier Hernández.

Cinthya Gutiérrez, secretaria de la mujer del sindicato de trabajadores, indicó que en las instalaciones del centro se creó un cargo que en el cronograma de trabajo no existe. Es el que pertenece a la Dra. Gloria Hernández Silva, Directora de Recursos Humanos, con quien tienen fuertes roces.

Según Gutiérrez, la intención de la funcionaria es despedir a todos los trabajadores. “Desde que vino, hace dos meses, ha pretendido pasar por encima de los cargos de todos los trabajadores…”, indicó.

Lesther Centeno explicó que las autoridades sindicales solicitaron una reunión con la ministra de Salud, pero que esta no les quiso atender.

Hasta el momento, todas las actividades de abastecimiento de material médico para los centros asistenciales de salud están marchando sin atrasos. “Lo único que estamos impidiendo es el acceso de los funcionarios. De ahí todo sigue normal”, expresó Orozco.

* Colaboradora