•  |
  •  |

Los comerciantes que están especulando con el precio de la carne en los mercados del país se podrían meter en serio problema, ya que están cometiendo un delito, aseguró el Fiscal General de la República, Julio Centeno Gómez, no obstante, nadie ha interpuesto la formal denuncia ante esta institución.

“Claro que es un delito establecido en la Ley, el de especulación, como lo establezca la normativa del Código Penal, y habría que ver con el apoyo de las otras instituciones encargadas, para que hagan la respectiva denuncia contra personas que están en esa situación de delitos económicos; también hay instituciones del sector privado que se encargan de eso y que podrían acercarse a nosotros y apoyar”, advirtió Centeno.  

El agiotaje está contenido en el artículo 268 del Código Procesal Penal, y se refiere al alza o baje de precio en mercadería, valores o tarifas en el mercado, a la ejecución de negociaciones fingidas, notificas falsas o acaparamiento, que implica que un comerciante delinque al especular con los precios de los productos.

Por lo tanto, este tipo de hechos se puede denunciar porque es constitutivo de delito, siempre y cuando el abusador no tenga una justificación legal de mercado para dicha alza, y haya ciudadanos que se sientan afectados. El funcionario no detalló en qué consisten las sanciones para este delito. Llamamos al titular del Ministerio de Industria, Fomento y Comercio, Orlando Solórzano, para conocer la posición de esta institución sobre el tema, pero no contestó nuestras llamadas.

Instituciones deben intervenir
Dirigentes de organismos defensores de los consumidores, manifestaron que es necesario que el Ministerio de Fomento Industria y Comercio, Mific, inicie una  fiscalización de precios en los mercados, de tal manera que se establezca un control de venta de carne para frenar la especulación en los precios.

Ricardo Osejo, dirigente de la Organización para la Defensa de los Consumidores, ODC, señaló que este tipo de control es sano, porque lo que se  busca es evitar que un producto de consumo básico llegue a venderse más caro de lo que en realidad es.

Por su parte, Marvin Pomares, Director de Instituto Nacional de Defensa de los Consumidores, dijo que la misma Ley 182, Ley de Defensa de los Consumidores, establece sanciones para aquellos comerciantes y empresas que resulten responsables de vender productos a precios elevados, derivados de la especulación.

Escasez fingida

Pomares señaló que actualmente en el mercado nacional no existe escasez de carne y hay suficiente oferta del producto, de tal manera que si el precio se ha disparado es porque hay especulación en sus precios, y esto es un delito que puede ser penalizado por las autoridades de gobierno.

“El Gobierno debe sentarse con los comerciantes y productores de carne para resolver este problema de las especulaciones, y estabilizar los precios de la carne en el mercado nacional, como se ha hecho en otras ocasiones”, agregó.