•  |
  •  |

El Banco Interamericano de Desarrollo, BID, hará efectivo el próximo martes 27 de diciembre el desembolso de los US$45 millones para apoyo presupuestario, que estaban atados a varias condiciones, las cuales tenían que ser cumplidas por el gobierno.

La última condicionalidad era la publicación de un Decreto Presidencial que reiterara la voluntad del gobierno de asegurar una política de acceso libre e irrestricto de la ciudadanía a la base de datos de las encuestas que realiza el Instituto Nacional de Información y Desarrollo, Inide.

Según el comunicado del BID, el gobierno ha promulgado una política de acceso a estadísticas mediante el Decreto Presidencial 68-2011, que establece el acceso libre y sin restricciones a los microdatos e informes de todas las actividades estadísticas públicas.

También el Inide ha puesto en su sitio WEB el enlace a los microdatos de la Encuesta de Medición de Niveles de Vida levantados a finales de 2009, y de la Encuesta Continua de Hogares sobre Empleo levantados en 2010.

“Tras el cumplimiento de todas las condiciones del programa, el BID está efectuando el desembolso de US$45 millones, el cual será efectivo el martes 27 de diciembre, 2011”, dice el comunicado.

“Los plazos de amortización son 40 años para el monto de US$22.5 millones provenientes del Fondo de Operaciones Especiales, y 30 años para los US$22.5 restantes que provienen del capital ordinario del Banco”, indica el comunicado de la institución financiera internacional.

Con estos recursos, el BID estaría apoyando las reformas en materia de atención a la salud y a la infancia temprana a través de un Préstamo de Reformas de Política (PBL, por sus siglas en inglés).

El PBL, según el comunicado, contribuirá a mejorar la eficiencia del gasto, cobertura y calidad de los servicios de atención a la primera infancia, y de salud, dirigidos a madres, niños y adolescentes de los segmentos más vulnerables. Se espera que al segundo año de implementación, no menos de 100,000 niños y niñas pobres y sus familias reciban servicios integrales de salud, nutrición y apoyo sicosocial. El programa también apunta a alcanzar una cobertura de parto institucional del 70% en el 20% más pobre de los nicaragüenses.

Vamos haciendo las cosas correctas
Wálmaro Gutiérrez, Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional, AN, dijo que lo importante es que estos recursos vienen a apoyar el déficit presupuestario.

“Estos son recursos de libre disponibilidad que vienen a calzar en el ejercicio presupuestario de 2011 para financiar el presupuesto general, ya que dentro del presupuesto hay una serie de programas para mejorar la eficiencia en salud y en el Ministerio de la Familia”, indicó.

Según el funcionario, hay una serie de acciones que el gobierno ya ha venido ejecutando y que serán financiados con esos fondos provenientes del BID.

“Esto es muy importante, porque nos estamos garantizando que haya un déficit plenamente financiado, ahora tenemos la garantía y tenemos la seguridad del déficit financiado, y también demuestra que vamos  haciendo las cosas correctas”, dijo Gutiérrez.

Por qué le cumplen al BID y no al pueblo
Para el economista René Vallecillo, es sumamente preocupante que el gobierno tenga que ceder a exigencias de los organismos internacionales y no a los nicaragüenses, que aportan más de 34,000 millones de córdobas en impuestos.


“Lo primero que me viene a la mente es por qué el gobierno tiene que cumplir a las exigencias de los organismos internacionales, y a nosotros, que le damos más de US$45 millones, no nos cumplen”, indicó.

Vallecillo mencionó que estos US$45 millones son de apoyo presupuestario y son de libre disponibilidad, es decir, que no van amarrados a determinados proyectos, sino que el gobierno los puede utilizar en aquellas prioridades que identifique.