•  |
  •  |

Perseguido político. Así se siente el abogado Lulio Marenco, miembro del Grupo de Abogados Democráticos, luego de conocer ayer que la Policía Nacional anda buscándolo para arrestarlo, y ha allanado su oficina de trabajo y su vivienda, supuestamente por el delito de “retención de documentos”.

Marenco denunció que a las dos de la tarde del viernes, oficiales se presentaron con orden judicial a su oficina, ubicada en Ciudad Jardín, y a su vivienda en el barrio “Camilo Chamorro”, en busca de documentos, pero asegura que los uniformados están cometiendo ilegalidades.

“Me están acusando de un delito que tengo entendido no existe, retención de documentos. He buscado ese ilícito y no lo encuentro. No sé qué tipo de documentos están buscando, ellos andan una orden de búsqueda y captura, y yo ando huyendo porque creo que es persecución política”, dijo Marenco.

Denuncias pasadas con consecuencias graves

Lulio, en meses anteriores, interpuso una denuncia ante la Fiscalía y ante la Corte Centroamericana de Justicia, para que obligaran al Estado de Nicaragua a investigar el enriquecimiento ilícito del magistrado con período vencido y presidente del Consejo Supremo Electoral, CSE, Roberto Rivas, pero las iniciativas no han tenido resultados.

“Temo yo que todo esto sea por venir denunciando que Roberto Rivas se iba a robar las elecciones, además de su enriquecimiento ilícito, y no sólo eso, porque hemos puesto denuncias en contra de todos los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, del Consejo Supremo Electoral y de la propia Contraloría, por corrupción, yo aseguro que es por eso”, consideró el abogado.

Llamamos al comisionado general Juan Ramón Grádiz, Secretario General de la Jefatura Nacional de la Policía Nacional, para conocer los motivos de los allanamientos, pero, a diferencia de otras ocasiones, esta vez se limitó a decir que en cada delegación policial la Dirección de Auxilio Judicial está para dar una explicación.

El comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas, dijo que daría una respuesta a la solicitud de información, pero después no contestó nuestras llamadas telefónicas.