•   Corresponsal END San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

La Presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, manifestó que la demanda que presentó Nicaragua contra Costa Rica ante la Corte Internacional de Justicia en La Haya, por la construcción de una carretera de 120 kilómetros paralela al Río San Juan, no le provoca mucha preocupación.

Chinchilla dio su reacción en cuanto a la demanda interpuesta por Nicaragua en La Haya, y dijo que el gobierno tiene la potestad para impulsar obras que ayuden a las comunidades que están en la frontera.

“Estamos muy seguros de lo que estamos haciendo y que lo estamos haciendo de la manera correcta, y que además es una obra indispensable, no solo desde el punto de vista de nuestra soberanía, sino que también desde el punto de vista de protección y de la garantía de los derechos más básicos de la zona”, dijo Chinchilla.

Este viernes pasado trascendió que Nicaragua demandó a Costa Rica ante La Haya, alegando que la construcción del camino provoca daños ambientales al cauce del Río San Juan y a otros humedales de la zona.

Respuesta en enero

El vicecanciller de Costa Rica, Carlos Roverssi, explicó que el país está preparando la respuesta a la demanda, y esperan entregarla en los primeros días de enero de 2012, sin especificar una fecha exacta.
Roverssi  descartó por ahora la posibilidad de suspender la construcción de la infraestructura de 120 kilómetros, paralelos al río, propiedad nicaragüense, y sobre el que Costa Rica tiene derechos de navegación, y señaló que la obra “va a ayudar a las familias de la zona norte”, fronteriza con Nicaragua.

 

¿Un pretexto?         
“El Río San Juan es de Nicaragua, estamos haciendo la carretera para no depender del río y que no nos usen como conejillos de indias”, declaró Roverssi, quien aseguró que, con la denuncia, el gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega busca desviar la atención por problemas internos que enfrenta en su país.

“Quieren confundir para ocultar la invasión de soldados nicaragüenses  a nuestro territorio. Esto es una guerra política y sicológica del gobierno de Ortega”, afirmó.

Se han generado una serie de comentarios negativos, de deficiencia de los ciudadanos ticos en diferentes redes sociales de medios de comunicación costarricenses, como por ejemplo, en la columna de comentarios del periódico La Nación, de Costa Rica, cuando publicó la versión del vicecanciller Roverssi.