•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Un enfrentamiento entre las fuerzas especiales del Ejército y de la Policía Nacional con elementos desconocidos, dejó como saldo un muerto, un herido y dos detenidos, en el municipio de Siuna, confirmó el Ejército de Nicaragua a través de un comunicado.

La nota indica que fuerzas combinadas de ambas instituciones dieron otro duro golpe a la delincuencia, cuando producto de un enfrentamiento con la banda delincuencial conocida como “Los Pinedas”, murió uno de sus miembros y capturaron a otros dos.

Los hechos ocurrieron a eso de las cuatro de la mañana del viernes, 23 de diciembre, en el sector de El Porvenir, distante 25 kilómetros de Waslala, según nota de prensa de la Dirección de Relaciones Públicas del Ejército de Nicaragua.

El fallecido responde al nombre de Jaime Gilberto Palma, de 29 años, quien era originario de Matiguás. Mientras que los dos detenidos responden a los nombres de Benjamín Palacios Uriarte y de Gabriel García Sevilla. El primero, originario de la comarca El Porvenir, de Siuna, y, el segundo, de la comarca Santa Teresa del Porvenir, en el mismo municipio.

Fuentes castrenses que pidieron no ser identificadas, indicaron que igualmente las autoridades creen, que Isaías Palacios Cruz alias “El Tigre”, resultó herido, sin embargo, pudo huir del lugar del enfrentamiento.

Este último personaje es señalado por la Policía Nacional como el presunto autor de la emboscada contra una patrulla policial en El Porvenir, donde falleció el teniente Atilano Murillo Moncada, y herido el policía Socorro Perfecto, la cual se registró a inicios diciembre. La situación en la RAAN se ha tornado compleja, luego de la supuesta aparición de grupos armados que dicen estar descontentos con los resultados electorales.

Durante el enfrentamiento, las autoridades ocuparon un fusil AK, dos pistolas, cinco cargadores y dos sacos con marihuana, que dieron un peso de 30 libras de la droga en mención.


Fuertes patrullajes militares
EL NUEVO DIARIO hizo un recorrido en la vía Siuna-El Guayabo, donde se pudo constatar que hay un fuerte movimiento de fuerzas especiales de la Policía Nacional y del Ejército, que persiguen a quienes lograron huir, tras el enfrentamiento con fuerzas combinas del Ejército y de la Policía Nacional.

Para el señor Pedro Ortega, de la comunidad El Guayabo Resbalón, las autoridades pueden variar la información, pues en los últimos hechos que han bañado de sangre al Caribe Norte, los jefes militares y policiales han tratado de minimizar estas acciones, que han dejado ya asesinados a dos secretarios políticos del FSLN, muertos a dos Policías, y heridos a 11 uniformados más.

A eso se suma el éxodo que viven los secretarios políticos del Frente Sandinista en diferentes comunidades, por temor a supuestos grupos armados que operan en las montañas.

“Bueno, no nos sorprendamos de que la Policía diga que estos andaban robando vacas o traficando drogas, para ellos son simples delincuentes, sea como sea, son armados y con fusiles de guerra, lo que pasa que ellos quieren tapar el sol con un dedo”, manifestó el lugareño.

Otro ciudadano que prefirió el anonimato, dijo que en las profundidades de las comunidades más alejadas se ven movimientos de elementos armados, quienes inclusive reciben el apoyo de fuertes ganaderos.

“Solo la Policía nunca ve nada, en las comunidades más alejadas vos vas a verlos pasar de día y de noche, incluso duermen en algunas fincas de ganaderos, quienes los están apoyando, yo creo que esto es solo el inicio de lo feo que se va a poner”, manifestó.

A raíz de los últimos choques entre fuerzas policiales y elementos armados, la Policía ha aumentado los patrullajes policiales en las comunidades de los municipios caribeños, incluso ha recibido refuerzos de tropas especiales de la Policial Nacional.