•  |
  •  |

Al finalizar 2010, siete de cada diez nicaragüenses en edad laboral estaban incorporados al mercado laboral, cifra que representa una mejoría con relación al año anterior, según datos oficiales recientes publicados en el sitio web del Instituto Nacional de Información de Desarrollo, Inide.

Durante el último trimestre de 2010, correspondiente a los meses de octubre, noviembre y diciembre, la Encuesta de Inide señala que la Población Económicamente Activa, PEA, suma el 73.7 por ciento, cifra ligeramente superior en un 6.1 por ciento en comparación con los meses de agosto, septiembre y octubre de 2009, ya que en ese periodo la PEA correspondió al 67,4 por ciento.

Mientras, la Población No Económicamente Activa, PNEA, sumó 26.3 por ciento, en el último trimestre de 2010. El año anterior, la PNEA registró 32.6 por ciento, lo que confirma que se redujo el desempleo abierto en 6.3 por ciento.

Según el Inide, en ese mismo periodo de 2010, el empleo pleno llegó a los 31.1 por ciento, mientras el empleo parcial alcanzó los 14.5 por ciento. Asimismo, el subempleo cerró en 54.3 por ciento. En 2009 el empleo pleno fue de 36.6 por ciento, el empleo parcial, 21.4 por ciento y el subempleo llegó a los 41.9 por ciento.

Acevedo: mejoría a costa de calidad laboral
La noticia generó las críticas del economista Adolfo Acevedo, quien razonó que “si bien es cierto hay más personas laborando, son decenas de miles de amas de casas y adolescentes  mayores de 14 años”, dando como resultado “un masivo incremento del subempleo”.

Acevedo agregó que un indicador que advierte sobre la calidad de empleo son las horas laboradas por el salario que percibe un trabajador.

“Se clasifica en empleo pleno cuando la persona trabaja más de 40 horas a la semana y gana más que el salario mínimo, el empleo a tiempo parcial es cuando la persona por voluntad propia trabaja menos de 40 horas a la semana y subempleo cuando la persona trabaja más de 40 horas a la semana pero gana un salario inferior al mínimo o aunque quisiera trabajar más se ve forzado a trabajar menos de 40 horas a la semana”, detalló.

Amador: hay avances
Para Cairo Amador, economista y analista, hay dos caras de la misma moneda. “La generación de empleos va de la mano con la inversión, la estabilidad económica. No importa la acera política en la que estés, no reconocer lo que se está haciendo es ser miope”, refuta.

Desde el punto de vista de Amador, algunos indicadores como el número de asegurados que captó este año 2011 el INSS, aproximadamente 580 mil asegurados, representan 40 mil más que en el año 2010.

El incremento en las exportaciones de rubros como el café, la carne de ganado, el azúcar y maquilas, son una muestra de que el país se está encaminando a generar más empleos formales. “No estoy hablando que son los mejores trabajos del país, pero es lo que tenemos y eso apunta a la dirección correcta”, detalla.

En su opinión, es importante como país abocarnos para intensificar los créditos, mayor asesoría de inversión, etc. Para finalizar, el economista enfatizó que los avances también se pueden apreciar en cuanto al acceso de salud que tiene la población con las empresas provisionales, al asegurar que en los “grandes conglomerados urbanos, el 30 por ciento de la población recibe el servicio médico”.