•  |
  •  |

La política exterior en 2011 nuevamente recorrió las aguas del río San Juan. El conflicto con Costa Rica por la cuenca se coló una vez más en la agenda bilateral de tal forma que el año concluirá con nuevas diferencias con San José.

Este año, sin embargo, estuvo marcado por la ausencia de diálogo entre ambos gobiernos. El especialista en Derecho Internacional, Mauricio Herdocia, indicó que las diferencias por el río generaron nuevamente un vacío en la conducción de las relaciones diplomáticas entre ambos países, provocando que las diferencias se trasladaran a instancias extranjeras.

“La construcción de la carretera es una continuación del problema”, anotó Herdocia, quien agregó que por otro año los problemas entre los dos países no se lograron resolver por la vía del diálogo y la negociación.

El último capítulo en esa eterna diferencia llamada río San Juan se originó por la construcción de una carretera de 160 kilómetros de longitud paralela a la ribera de la fuente en territorio costarricense, que científicos, ecologistas, organizaciones ambientalistas y el gobierno en Nicaragua, han calificado como nociva para el medio ambiente, y que está siendo construida sin los estudios de impacto ambiental.

A criterio del exembajador en Costa Rica, Mauricio Díaz, “hasta el momento no ha llegado la sangre al río”, pero “desgraciadamente es una historia que se repite y que ocasiona gastos. ¿Hasta dónde vamos a llegar?”.
Para el exfuncionario de la Cancillería en los años 80, Julio Icaza, durante el conflicto no ha habido capacidad para un diálogo serio que permita buscar soluciones.

La historia
El diferendo originado por el dragado en el río actualmente está en la Corte Internacional de Justicia de La Haya. El cinco de diciembre Costa Rica presentó sus alegatos por la disputa fronteriza y el turno de Nicaragua está previsto para el 6 de agosto de 2012.

Las diferencias entre ambas naciones y sus múltiples problemas internos han sido caldo de cultivo para el problema. En abril se dio la primera reunión binacional como parte de las medidas dictadas por la CIJ, pero los funcionarios de ambos países, reunidos en Peñas Blancas, se abstuvieron de pisar la raya fronteriza.