•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Un total de siete pacientes con quemaduras y lesiones en distintas partes del cuerpo, entre ellos cinco niños, han ingresado en los últimos días a la Unidad de Quemados del Hospital Escuela “Oscar Danilo Rosales Argüello”, Heodra, de León, después de sufrir accidentes domésticos o lesiones por pólvora.

Uno de los menores quemados es hijo de Sandra Patricia Valle Funes, de 27 años, oriunda de El Jicarito, comunidad situada en el kilómetro 117 de la carretera León-San Isidro, jurisdicción de Telica. El pequeño de 20 meses, ingresó al hospital el domingo con quemaduras de primer y tercer grado, luego que accidentalmente le cayera una olla repleta de sopa de frijoles hirviendo.

El menor fue llevado al quirófano ese mismo día por la noche, debido a las quemaduras severas que presentaba en la espalda y en las extremidades superiores.

Sandra Patricia dijo que su hijo jugaba con otra niña cuando tropezó con la mesa en donde se encontraba la olla de sopa.
Otra madre que se encuentra en el Heodra al cuido de su vástago de siete meses de edad, es Ana del Rosario Ruiz Martínez, de 19 años, y oriunda de la comunidad Panales 2, municipio de El Sauce.

Ruiz Martínez narró que el recién pasado 25 de diciembre, el pequeño se quemó al pisar brasas y cenizas mientras jugaba en el patio de su casa.

Las autoridades de salud también registran el caso de Guadalupe Chavarría Martínez, de 12 años, habitante de Chacaraseca, León, quien ingresó al Hospital Escuela con quemaduras en el rostro y en la parte superior del pecho, después de que le explotó un cachinflín.
Otra menor que se quemó con pólvora fue Patricia Yeraldin Osorio Guido, de siete años, originaria de la comunidad Las Lomas.