•  |
  •  |

Masaya

Hoy será sepultada en el cementerio central del barrio Monimbó, de Masaya, el cuerpo de Aura González, quien fue degollada por su excompañero de vida, Léster Antonio Vásquez, en su vivienda en un barrio de San José, Costa Rica, en vísperas de la Navidad.
El asesino, Léster Antonio Vásquez, de 31 años, se entregó el domingo 25 a la Policía de Masaya, tras huir de Costa Rica.
Las puñaladas que Aura recibió de manos de su expareja fueron una en el abdomen y dos en el cuello, estas últimas le quitaron la vida.
Esta joven pareja convivió durante 13 años y procrearon dos hijos, uno de cinco y el otro de diez años. Seis meses de separados tenían el día que Vásquez le arrebató la vida delante de sus dos hijos. Tras el crimen, los menores viajaron con el padre y están ahora en manos de su abuela paterna.
María Carlota Vivas Hernández, madre de Aura, dijo que ella se dio cuenta del hecho a las nueve de la noche del 24, porque la suegra de su hija la llamó y le confirmó que su hijo Léster le había quitado la vida a Aura.
Vásquez, al entregarse a la Policía de Masaya, dijo que la había matado porque su ex cónyugue andaba con otra persona y supuestamente ese hombre le daba maltrato a sus hijos.
En cambio, doña Carlota dijo que su hija no estaba con nadie, que se separó de él porque la maltrataba y que Vásquez no soportaba la idea de que Aura lo haya dejado y que por eso la mató por lo que pide que se haga justicia.
La pareja tenía ocho años de haberse ido para el vecino país y habitaban en la casa de un familiar del homicida.
Los hijos están bajo la tutela de la madre de Vásquez, quien llevó a su hijo a la Policía de Masaya para que entregara y así respondiera por el delito que había cometido.
Los dos menores serán atendidos por una psicóloga, mientras tanto Vásquez ayer fue trasladado a Auxilio Judicial Nacional y el caso ya está en manos de la Fiscalía.
Por otro lado, Elia Palacios, de la comisión coordinadora de la Red de Mujeres contra la Violencia y de Axayacalt, clamó porque este caso no quede en la impunidad y se castigue al autor del crimen con todo el peso de la Ley.