•   Mulukukú, RAAN  |
  •  |
  •  |

Campesinos de la comarca de Luku Paraska, ubicada en el municipio caribeño de Mulukukú, aseguran que el grupo denominado Frente Democrático Costeño 380 (FDC 380), que opera en la zona y que recientemente asesinaron al activista de los Consejos del Poder Ciudadano (CPC), Carlos Alí García Hernández, tienen años de andar robando ganado armados de fusiles AK.

Los denunciantes de esa localidad, que enviaron una carta que está en poder de este corresponsal, aseguraron además que los integrantes de esa banda armada tienen un cementerio clandestino en unas fincas privadas, donde sepultan a las víctimas de sus atracos que logran identificarlos y amenazan con denunciarlos.

Uno de los campesinos de Mulukukú que se opone al accionar de bandas delincuenciales y que pidió ser identificado como “Andrés”, denunció que recientemente la Policía arrestó a uno de los integrantes del FDC 380, identificado como Macedonio Soza, por su supuestos involucramiento en el robo de 25 reses del hacendado Adolfo Torres, “y a pesar de haber recuperado 12 semovientes, Soza fue dejado en libertad y sigue delinquiendo y amenazando a los productores que se atreven a denunciarlo.”

Al preguntarle sobre este caso en particular, el jefe policial de la zona, comisionado mayor Otilio Duarte, respondió: “Nosotros (policía), hacemos nuestro trabajo, son los jueces los que mandan a la calle a los delincuentes.”

Ejecutan a productor
El martes, la comunidad de Risco de Oro (empalme de Wasminona), ubicada en el municipio de Rosita, volvió a ser escenario de un acontecimiento trágico, cuando elementos desconocidos emboscaron y asesinaron a balazos al productor Edén Fernández, quien ya había sido balaceado anteriormente.

Risco de Oro ha sido el escenario de la ejecución del dirigente de los CPC José Aristeo Martínez y del policía voluntario Juan Granados. Las autoridades han reconocido que allí operan las bandas de Gilberto Fernández (Gallo Rojo) y Estanislao Jarquín (Coral).