•  |
  •  |

El gremio de taxistas capitalinos elevó la parada contra el director del  Instituto Regulador del Transporte del Municipio de Managua, Irtramma, Francisco Alvarado, al organizar a un grupo de abogados para recopilar pruebas de supuestas irregularidades en esa instancia de la administración municipal, con el objetivo de abrir procesos judiciales contra el citado funcionario.

William León, Presidente de la Federación Nacional de Transportistas Revolucionarios, Fenatrar, anunció que mientras el gremio del llamado servicio selectivo espera una resolución definitiva a la solicitud de destitución de Alvarado, se ha convocado a todos los taxistas agraviados por los supuestos abusos del titular de Intramma, para que se presenten a documentar formalmente sus quejas de corrupción, tráfico de influencias, abusos de autoridad, nepotismo y violaciones a la Ley General de Transporte Terrestre.

Según León, en las oficinas de Fenatrar, que citan de Ticabus dos cuadras al sur, se ha dispuesto a un equipo de abogados para recepcionar pruebas legales y administrativas contra Alvarado, quien fue suspendido de su cargo hace dos días por el Consejo Directivo de Intramma, ante la presión de los taxistas de Managua.

Al menos nueve federaciones y organizaciones del transporte selectivo de Managua que aglomeran unas 60 cooperativas y 10 mil afiliados, mayoritariamente afines al gobierno, presionaron ante el Concejo Municipal y ante la alcaldesa Daysi Torres para la destitución de Alvarado, quien funge en ese despacho municipal desde el año 2001.

¿Quién quedará en Irtramma?
Gerardo Matus, Presidente del Movimiento Unido de Transportistas Nicaragüenses, Mutranic, dijo que ante la suspensión de Alvarado, conforme al artículo 25 de la Ley de Municipios, “el control y la fiscalización del transporte lo ejerce el Concejo Municipal, en donde la máxima autoridad es el Alcalde, en este caso doña Daysi Torres”.

Los representantes de las federaciones de transporte selectivo fueron convocados el 5 de enero del año 2012 a tratar de dirimir el conflicto y destino de Alvarado al frente de la institución.

Matus asegura que una de las exigencias del sector es conocer con exactitud la cantidad de concesiones de taxis otorgadas y el grado de legalidad de las mismas, porque se sospecha que se hicieron bajo criterios al margen de la ley.

“Hay más de 12 mil concesiones en Managua y no como hasta ahora ha hecho creer este señor (Alvarado) al Concejo Municipal y a la señora alcaldesa”, denunció Matus.

Despacho de Alvarado cerrado
EL NUEVO DIARIO trató de conocer la versión de Alvarado pero no respondió a su celular. En sus oficinas tampoco estaba y el personal de seguridad dijo que la delegación se encuentra administrativamente cerrada desde el pasado 16 de diciembre y que abrirá el 3 de enero de 2012.

Se contactó a América Vidaurre Casco, concejal propietario y miembro del Consejo Directivo de Irtrarmma para conocer las acciones a seguir ante la demanda de los transportistas contra Alvarado, pero dijo que no puede dar ninguna declaración “porque la Comisión especial para atender exclusivamente el caso del transporte selectivo está iniciando apenas su labor”.

Francisco Alvarado del Irtramma se convierte en el segundo director de dependencia de la Alcaldía de Managua en ser separado de su cargo este año, por actos anómalos; el primero fue Alcides Altamirano, quien estaba al frente de Commema. Su fin llegó cuando comerciantes del mercado Iván Montenegro se quejaron del “tráfico” de tramos que este fomentaba para lo cual, según las denuncias, despojaba o disminuía el espacio de otros comerciantes.

En el caso de Alvarado los taxistas se quejan de multas ilegales que se le impone, lo cual ya dejó pérdidas al sector de 50 millones de córdobas; otro malestar radica en la falta de entrega de los títulos de propiedad por las concesiones de los vehículos, que según la Ley 524 (Ley de Transporte Terrestre) se tiene que dar a un plazo de 20 años.

Otros taxistas que ya tienen títulos señalaron que anualmente tienen que pagar una cuota que en algunos casos alcanza los 2 mil córdobas anuales, algo ilegal según detallaron ante el Concejo Municipal de la Alcaldía de Managua.

Con la colaboración de Jessie Ampié