•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • END

Miles de católicos nicaragüenses participaron hoy en la tradicional procesión del Santísimo y la celebración de la primera eucaristía del año, realizada cada primero de enero en la Catedral Metropolitana de Managua.

La procesión, encabezada por el arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, los obispos y sacerdotes de Arquidiócesis de Managua partió del Colegio Cristo Rey y concluyó en la Catedral.

En el recorrido, los católicos enarbolando pañuelos blancos, corearon vivas al Papa, a Cristo Rey, a las autoridades religiosas de Nicaragua, a la Inmaculada Concepción de María, y a "Cristo Ayer, Cristo Hoy, Cristo Siempre".

Mensaje del Papa
Durante la celebración eucarística monseñor Leopoldo Brenes hizo suyas las palabras del Papa Benedicto XVI, quien durante la tradicional misa de Año Nuevo llamó a los líderes religiosos y educativos del mundo a contrarrestar la "cultura del relativismo" educando a las jóvenes generaciones "en la paz y la justicia".

El obispo de Managua recordó que su Santidad expresó desde Roma que "los jóvenes de hoy, chicos y chicas, crecen en un mundo que se ha convertido, por así decirlo, en más pequeño, donde los contactos entre las diferentes culturas y tradiciones, aunque no sean siempre directas, son constantes, por ellos, hoy más que nunca, es indispensable enseñar el valor y el método de la coexistencia pacífica, del respeto recíproco, del diálogo y de la comprensión".

“Mis buenos hijos, hombres y mujeres de Nicaragua, la paz no es un bien ya logrado si no una meta a la que todos debemos aspirar, miremos con esperanza el futuro y  trabajemos para dar al mundo un rostro más humano y fraterno y sintámonos unidos en la responsabilidad con respecto a los jóvenes de hoy y mañana, para crear un mejor mundo”, concluyó Brenes.

Durante las peticiones, momentos antes de continuar con el ofertorio,  los fieles pidieron por la paz de Nicaragua así como la del mundo entero. Por su parte, el obispo recordó al pueblo nicaragüense que este año que se celebra la Jornada Mundial por la Paz, es necesario estar unido en Cristo y María para lograr alcanzar un mejor mundo.